Libano se blinda contra el coronavirus

El Gobierno de Beirut decreta el cierre de aeropuertos y de fronteras durante cuatro días

Coronavirus in Lebanon
Los parques de Beirut han sido cerrados para frenar la epidemia de coronavirus/EFEWAEL HAMZEHEFE

Supermercados, literalmente, saqueados, restaurantes, cafeterías, pubs y discotecas cerradas, clases clausuradas en todos los colegios y universidades desde hace dos semanas. Desde ayer, el Líbano está aislado al mundo con el aeropuerto y las fronteras cerradas por los próximos cuatro días. Desde primeras horas, se expandió la psicosis de que el primer ministro, Hasan Diab, iba a decretar medidas extraordinarias para luchar contra la propagación de la pandemia y se veía largas colas de hombres y mujeres enmascarados en las cajas de los supermercados. El país de los Cedros que cuenta con tan solo un caso mortal, de un hombre de 56 años, proveniente de Egipto, y 41 casos confirmados.

Sin embargo, no hay que olvidar que Líbano es un estado dentro de otro estado, controlado por Hizbulá, y todos los casos de viajeros provenientes de Irán no se han filtrado y es información confidencial del Partido de Dios. Además, teniendo en cuenta la crisis económica y que hay que pagar cerca de 100 dólares para hacerse las pruebas para detectar si uno está contagios del Covid-19, los datos del Ministerio de Salud no son del todo fiables.