Quién es quién en el culebrón venezolano de la “invasión” marítima

J.J. Rendon, un asesor de comunicación, y el ex boina verde de EE UU Jordan Goudreau, principales actores de la operación para derribar a Maduro

Gobierno venezolano, crecido tras tímido ataque que oposición ve como montaje
Elementos de seguridad patrullan la costa donde se registró un enfrentamiento en Macuto, La Guaira (Venezuela) en una supuesta invasión marítima.Rayner PeñaEFE

El pasado domingo 3 de mayo, el régimen de Nicolás Maduro denunció un intento fallido de “invasión por vía que fue “derrotado por la sólida unión cívico-militar-policial de Venezuela”. Esa supuesta operación acabó con al menos ocho muertos y más de 15 arrestados, incluyendo dos ciudadanos estadounidenses. Había sido bautizada como la Operación Gedeón por sus organizadores, una maniobra en la que el chavismo ha querido implicar a Juan Guaidó y a J.J. Rendón, un asesor cercano del presidente encargado. Estos son los protagonistas de este nuevo episodio del drama político venezolano.

Juan José Rendón

Es asesor de comunicación de Juan Guaidó, el hombre que ha desatado la tormenta política de este enredo que apunta al mismísimo presidente encargado. Rendón reconoció haber firmado un “contrato exploratorio” para “una eventual acción de captura de personas” del entorno de Nicolás Maduro que tendría como fin último acabar con el régimen chavista. Algunos llaman a Rendón “el Guerrero del Marketing” por su experiencia en este campo, donde han participado en 40 campañas presidenciales. Sólo en seis perdió, asegura. La revista mexicana Líder le presentaba en una entrevista de esta manera: “El consultor político más exitoso de Latinoamérica y uno de los tres más importantes del mundo”. En una entrevista con la CNN esta semana Rendón aseguró lo siguiente: “El presidente Guaidó no controla una fuerza policial en el país, por lo que se analizaron diferentes escenarios como alianzas con otros países, gente de adentro que se pliegue a la Constitución, actores que están afuera como militares retirados”.

Jordan Goudreau

Ex boina verde y director de la empresa Silvercorp, la empresa supuestamente contratada para diseñar la Operación Gedeón para derribar a Maduro. Este ex soldado estadounidense asegura que habría cobrado un adelanto de 50.000 dólares y que quedaban pendientes por desembolsar casi 212 millones de dólares. Nicolás Maduro ha asegurado que solicitará la extradición de Goudreau. Fuentes oficiales citadas por la revista Semana aseguran que esta persona estaría siendo investigada por un presunto delito de tráfico de armas si bien no hay presentación de cargos formales. Goudreau estaría ayudando a la formación y entrenamiento de hombres para combate en tres campamentos con la ayuda de la compañía Silvercorp USA, con sede en Florida. Una investigación de la agencia The Associated Press, publicada antes de la incursión fallida, pone a Goudreau en el centro de un complot, que estaría habría sido ideado por el general retirado del Ejército venezolano Cliver Alcalá.

Clíver Alcalá

Es un general retirado que durante años trabajó muy cerca de Hugo Chávez y que estuvo al frente de la Policía Metropolitana de Caracas. En esta trama, él era supuestamente el encargado de coordinar el entrenamiento en Colombia de un grupo de 60 mercenarios que participarían en acciones para deponer a Maduro y realizar ataques selectivos a altos funcionarios del Gobierno. Su compromiso con el régimen comenzó a diluirse con la muerte del comandante en 2013. Poco a poco, Alcalá se acercó a los postulados de la oposición antichavista (llegó a manifestar públicamente su apoyo a Juan Guaidó) y se mostró muy crítico con Nicolás Maduro. Su activismo contra el Gobierno le llevó a exiliarse en Barranquilla (Colombia) hace dos años. El pasado marzo decidió entregarse a las autoridades de Estados Unidos, que le habían incluido en una lista negra tras ser acusado por el Departamento de Justicia de EEUU n de delitos relacionados con el narcotráfico. Walid Makled, un mercenario muy conocido en Venezuela acusado de tráfico de drogas, acusó en el pasado a Alcalá de pertenecer a un cartel secreto del que sería uno de los más importantes traficantes.

Juvenal Sequea

Ex mayor de la Guardia Nacional Bolivariana, Juvenal Sequea Torres ha asegurado que los protagonistas de la Operación Gedeón son los mismos militares que se alzaron el pasado 30 de abril de 2019 en las inmediaciones de la base aérea La Carlota. "Somos un gran grupo de militares activos que nos hemos estado preparando para acelerar la libertad de Venezuela. Para nosotros Maduro no tiene un sistema político, es un narcoterrorista, un delincuente”, ha declarado desde Colombia al mismo tiempo que niega que Juan Guaidó haya expresado su consentimiento sobre la operación que comenzó el pasado fin de semana con una incursión marítima cerca de Caracas. Según la web EfectoCocuyo, Sequea tiene a dos hermanos militares más implicados: el mayor Juven Sequea Torres y el capitán Antonio Sequea Torres, quien fue capturado en las costas de Aragua el 4 de mayo cuando intentaba ingresar a territorio venezolano. “Sé que mi hermano corre riesgo y es valioso para mí, pero es un soldado. Es su deber como militar, para eso nosotros fuimos entrenados y es lo que nos toca. El llamado es a la reflexión de todos y que el pueblo entienda que no puede seguir siendo manipulado o manejado a conveniencia por el régimen”, afirmó. Sequea, quien sugirió que sí existe relación entre la Operación Gedeón y la operación antidrogas anunciada por Donald Trump el pasado 1 de mayo con el envío de buques de la Armada hacia el Caribe .

Javier Nieto Quintero

Capitán retirado de la Guardia Nacional Bolivariana con experiencia en otros intentos de rebelión. El pasado domingo 3 de mayo apareció en un vídeo junto al veterano de guerra estadounidense Jordan Goudreau, pidiendo a todos los militares venezolanos unirse a la Operación Gedeón. Según el perfil que traza de él la revista Efecto Cocuyo, estuvo preso en 2004 por supuestamente estar relacionado con un plan conspirativo contra del gobierno de Hugo Chávez. Su hermano Juan Carlos Nieto Quintero estuvo preso cinco años señalado como partícipe de la Operación Jericó, un intento por desestabiliza la presidencia de Maduro en 2014. Carlos Quintero asegura que lo implicaron en ese caso por negarse a reprimir a los estudiantes ese año, según el citado medio. Según El Pitazo, después de estar dos años detenido, Nieto fue puesto en libertad porque no encontraron pruebas que lo vincularan. Pese a que se demostró su inocencia, retrasaron su ascenso en la carrera militar y comenzó a ser perseguido por mostrar un liderazgo dentro de la FAN.

Luke Denman y Airan Berry

Son dos estadounidenses capturados el pasado lunes en Venezuela por la fallida “invasión”. Bajo la presión del régimen, obligado a hacer un vídeo, el detenido Luke Denman dijo que el plan era capturar a Maduro y llevarlo a Estados Unidos con el ingreso de varios aviones en Venezuela. Maduro vinculó a estos dos norteamericanos con la empresa de Jorda Goudreau, Silvercorp. El régimen, por boca del fiscal general Tarek William Saab, afirmó: “Mercenarios a sueldo” firmaron “contratos” por 212 millones de dólares con dinero “saqueado y robado a (la estatal petrolera venezolana) PDVSA” y “cuentas que le han bloqueado al país en el extranjero”.