Europa se enfrenta a una segunda ola de contagios de Covid-19

El crecimiento de casos en países como Francia, España, Suecia y Rumanía pone en jaque las estrategias de todos los países semanas después de salir de la desescalada

Thumbnail

Aunque quizás sea pronto para hablar de segunda ola, nuevos rebrotes del coronavirus vuelven a poner en jaque a los países europeos en plena temporada turística. El ejecutivo comunitario, que no tiene competencias en el ámbito sanitario, pidió ayer a los países europeos “buena coordinación” entre las diferentes autoridades nacionales y recordó las recomendaciones efectuadas el pasado 15 de julio, entre las que se encuentran la realización de test o el rastreo de los contactos.

En este documento, se pide a los Estados que no bajen la guardia pero también se incide en la necesidad de evitar un nuevo confinamiento masivo de la población. “En vista del impacto económico y social, es de interés general el evitar medidas de cierre de emergencia a gran escala en caso de más rebrotes”, asegura el texto.

Bruselas siempre se ha mostrado escéptica ante la imposición de cuarentenas obligatorias, pero admite que éstas se lleven a cabo siempre que se realicen de manera no discriminatoria y de acuerdo a criterios estrictamente sanitarios. “Desearíamos que se siguiese la misma cuarentena o enfoque con regiones que se encuentren en la misma situación para no crear discriminación entre diferentes áreas. En resumen, las cuarentenas son posibles pero esperaríamos una norma de no discriminación entre regiones con situaciones epidemiológicas similares”, explicó ayer el portavoz comunitario, Stefan De Keersmaecker.

Reino Unido

Según los datos del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC por sus siglas en inglés), Reino Unido es país que, a fecha de ayer, había registrado un mayor número de contagios con 299.426, lo que hace que también lidere el ranking del número de fallecidos con 45.759. A pesar de esto, el país de Boris Johnson ostenta una cifra mucho más discreta si se contabiliza la tasa de incidencia, el número de contagios en los últimos 14 días por 100.000 habitantes, con un 14,7. Muy por detrás de España, con un 35,1, Suecia con un 40,1, Portugal con un 35,5 o Luxemburgo con la cifra récord de 219, 4.

A pesar de esto, destaca la alta tasa de mortalidad. La tasa de incidencia en cuánto al número de muertos en los últimos 14 días es del 1,4 por 100.000 habitantes mientras que la de España, por ejemplo, es de 0,1. El pasado sábado Reino Unido decidió imponer una polémica cuarentena a los viajeros provenientes de España, con el objetivo de no incrementar el número de casos al regreso de las vacaciones estivales.

Bélgica

Debido al menor tamaño de su población, en términos absolutos, el país se sitúa en séptimo lugar con 65.933 contagios, por detrás de Suecia. A pesar de esto, su tasa de incidencia es del 27,5 y en la última semana se ha registrado un incremento del 71%. Unas cifras lo suficientemente preocupantes para que ayer la primera ministra, Sophie Wilmés anunciara nuevas restricciones como reducir la “burbuja social” de cada hogar a tan sólo 5 personas durante un mes o la prohibición de ir de compras acompañados y que éstas se reduzcan a un lapso de tan sólo 30 minutos dentro de la tienda.

Además, el país obligará a todos los viajeros a rellenar un formulario 48 horas antes de la llegada. Bélgica, de momento, ha prohibido los viajes no esenciales a Lleida y Huesca y mantiene en la lista naranja de alerta a Aragón, el resto de Cataluña, País Vasco, Navarra, la Rioja y Extremadura.

Alemania

El país gobernado por Angela Merkel es el cuarto en número de contagios debido a su gran población, con 205.609, por detrás de Reino Unido, España e Italia. Pero su tasa de incidencia es muy modesta, de tan sólo del 8.0. A pesar de esto, el Gobierno alemán está evaluando introducir test obligatorios en aeropuertos para los viajeros que vuelvan de países clasificados como de riesgo. Entre los vecinos europeos, el Gran Ducado de Luxemburgo es el único Estado que, de momento, está dentro de esta lista.

Francia

Es el quinto país en número de contagios por detrás de Alemania, con 30.192 fallecidos y 181.000 infectados. A pesar de esto, su tasa de incidencia casi duplica a la germana (14,6). Ante la posibilidad de una segunda oleada, el país se prepara para un regreso a a las aulas en el mes de septiembre con varios escenarios. En caso de que el virus circule con virulencia, no se descarta la vuelta a las clases virtuales. De momento, Francia ha recomendado no viajar a Cataluña hasta que los brotes remitan.

Finlandia

El país anunció ayer que los viajeros provenientes de Eslovenia, Austria y Suiza deberán someterse a una cuarentena de 14 días ante el aumento de casos. Los controles de las fronteras internas continuarán con España, Luxemburgo, Portugal, Polonia, Francia, Suecia y República Checa.

Suecia, Portugal

Aparte de Luxemburgo, Bulgaria (45, 4 tasa de incidencia) y Rumanía (63,2), los dos países se encuentran en la lista roja en la propagación del virus. En el caso de Suecia, su tasa de mortalidad resulta especialmente preocupante ya que lidera la tabla con el 1,7 por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, tres décimas superior a la de Reino Unido y muy por encima de la española y también la luxemburguesa (0,2%) y portuguesa (0,6%). En los dos casos, la curva se ha aplanado.