Johnson amenaza con multar a los padres que no lleven a sus hijos al colegio

Ante la vuelta a las aulas el 1 de septiembre, el "premier" británico les recuerda el bajo riesgo de contagio que presentan los niños

El "premier" británico, Boris Johnson, visita un colegio de primaria en Londres
El "premier" británico, Boris Johnson, visita un colegio de primaria en LondresLucy YoungAP

El ministro de Educación británico, Gavin Williamson, afirmó este lunes que el Gobierno ha pedido a los colegios que estén preparados para continuar la educación de los niños a distancia en caso de que rebrotes de coronavirus obliguen a cerrar centros.

“La clave es estar seguros de que en todo momento se mantiene la continuidad de la educación”, declaró a los medios Williamson, quien subrayó que el curso escolar comenzará como está previsto a partir de la próxima semana, con calendarios diversos en cada región del país.

"En nuestra guía (para escuelas), les hemos pedido que se aseguren de que cuentan con planes para que los niños no se queden sin educación si no pueden ir al colegio", subrayó.

El Gobierno central se mantiene en contra del uso de mascarillas entre alumnos de primaria y secundaria, y “no hay planes para revisar esa recomendación”, subrayó hoy un portavoz de Downing Street, el despacho oficial del primer ministro, Boris Johnson. Las mascarillas “obstruirían la comunicación entre profesores y alumnos”, justificó esa fuente.

Las familias que rehúsen llevar a sus hijos a la escuela por miedo a los contagios se enfrentan a una posible multa, si bien el ministro de Educación aseguró que se solo se impondrán sanciones "como último resorte".

“Queremos que las escuelas trabajen conjuntamente con los padres y les animen a llevar de vuelta a los niños. Deben lidiar con la preocupación que existe”, indicó.

Para Williamson, mantener a los niños sin ir al colegio les haría más daño que los riesgos que supone el coronavirus e insistió en que “este es el momento adecuado para que regresen” a las aulas.

En el mismo sentido, el primer ministro británico, Boris Johnson, considera de “vital importancia” el retorno de los niños a la escuela y cree que la ausencia de los menores de las clases es más perjudicial para su desarrollo que el riesgo de contraer la covid-19.

En un mensaje divulgado anoche antes del comienzo del curso escolar en septiembre, Johnson dijo que el riesgo de que los menores contraigan el coronavirus es bajo y recalcó que el continuo cierre de los colegios no es bueno tampoco para la salud de los niños.

El mensaje de Johnson fue dado a conocer después de que los consejeros médicos de las cuatro regiones británicas también indicasen el fin de semana que los riesgos a largo plazo para los niños de no acudir a clase son mayores que retomar las clases.

“Yo he hablado previamente del deber moral de reabrir las escuelas para todos los alumnos de manera segura. Siempre nos hemos guiado por nuestros expertos científicos y médicos, y ahora sabemos mucho más sobre el coronavirus que a principios de año”, señaló el jefe del Gobierno en su comunicado destinado a tranquilizar a los padres sobre el retorno de las clases presenciales a pesar de la actual pandemia.