¿Continuó Trump con su agenda de campaña sabiendo que ya tenía coronavirus?

El presidente "no ha tomado precauciones respecto a la covid-19″. Analizamos las consecuencias políticas y electorales del positivo del presidente de EE UU

El positivo del presidente Donald Trump, y su posterior ingreso en un hospital militar a un mes de las presidenciales, tiene graves consecuencias para el Partido Republicano. No sólo figuras clave para la reelección de Trump se han contagiado de covid-19 (pesos pesados como la presidenta del Comité Nacional Republicano, Ronna McDaniel, o el director de campaña 2020, Bill Stepien), si no que la nominación de la jueza Amy Coney Barrett al Tribunal Supremo también está en el aire. Tres senadores republicanos, que tienen que aprobar a la magistrada para ser miembro de la Corte más importante de EE UU.

En plena incertidumbre y justo en un momento tan importante para el país, preguntamos a Justin Whitely Holmes, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Northern Iowa. Para el experto, el impacto sobre las posibilidades de Trump la reelección, “es territorio inexplorado”, nunca se habían enfrentado a un problema de salud tan grave a tan poco tiempo de los comicios. Eso sí, "lo que se puede establecer es que el presidente no ha tomado precauciones respecto a la covid-19.

Tres senadores republicanos han dado positivo, ¿podría esto frenar o retrasar la nominación de la jueza Amy Coney Barrett?

Posiblemente. El Senado no tiene el modo de votar en remoto o hacer poderes para que otros voten. El Senado necesita a 51 miembros presentes para aprobar legislaciones. Si tres republicanos están en cuarentena, asumiendo que no habrá más contagios, entonces serán 49. Los demócratas podrían decidir en quórum no presentarse y entonces los 49 republicanos restantes no podrían sacar nada adelante.

Si se confirma que Donald Trump ya sabía el jueves que tenía covid-19 y aun así continuó con su agenda presidencial y de campaña, ¿tendrá alguna consecuencia para el presidente?

No está nada claro. Desde la Casa Blanca aseguran que el doctor de Trump se confundió al decir 72 horas. Muchas de las informaciones que llegan desde la Casa Blanca son decepcionantes. Hasta se rumorea en Washington que Melania Trump ya dio positivo incluso antes del debate del martes y que la asesora Hope Hicks se puso enferma después del presidente Trump. Es muy difícil saber con precisión qué ocurrió y cuándo. Lo que se puede establecer es que el presidente no ha tomado precauciones respecto a la covid-19. La prensa ha comenzado a sospechar de las declaraciones del doctor Coney y ha empezado a indagar, por lo que, en los próximos días sabremos la verdad. De hecho, el positivo de Hicks no se hizo público hasta que alguien dio un soplo a un periodista. Creo que si se pudiera establecer que el presidente Trump ha estado saliendo a sabiendas sin precauciones y consciente de que tenía COVID-19, eso sería extremadamente perjudicial para él.

¿Cómo afecta el positivo de Trump a su campaña a la reelección?

En términos de hacer campaña, Trump obviamente no será capaz de asistir a ningún mitin durante un tiempo e incluso pone en duda los dos debates restantes. La campaña de Joe Biden ha retirado los anuncios negativos, de momento. En cuanto al impacto sobre sus posibilidades a la reelección, esto es territorio inexplorado.

Nunca hemos visto una amenaza a la salud tan cercana a unas elecciones. Mi expectativa es que no tendrá mucho efecto en la carrera, ya que las encuestas apenas han cambiado durante el año. En todo caso, de tener efecto, posiblemente haga daño a Trump. La Administración ha sido descarada sobre no usar mascarillas, al organizar eventos... Esto hace, en primer lugar, que la opinión pública que sí ha hecho lo correcto se enfade. En segundo lugar, hace parecer a Trump irresponsable y no apto para lidiar con la pandemia. Asimismo, vuelve a traer el asunto del coronavirus a la mente de la población, y esto tampoco le ayuda.