Japón y EEUU pactan un despliegue alternativo de un sistema antimisiles para contrarrestar la amenaza norcoreana

Japón anunció en junio la cancelación de su plan para desplegar baterías terrestres antimisiles Aegis Ashore por las dificultades de la instalación

El ministro japonés de Defensa, Nobuo Kishi, y su homólogo estadounidense, Mark Esper, acordaron este miércoles colaborar en un plan alternativo para desplegar un nuevo sistema antimisiles, después de que Tokio descartara el proyecto original.

Japón anunció en junio la cancelación de su plan para desplegar baterías terrestres antimisiles Aegis Ashore por las dificultades de la instalación y la oposición de la población local, pero busca diseñar un plan alternativo que incluiría el despliegue en el mar y que busca finalizar a finales de este 2020, explico Kishi.

Así se lo hizo saber Kishi a Esper en una conversación telefónica que se prolongó durante aproximadamente una hora y sobre la que habló en declaraciones a los periodistas, de las que se hicieron eco medios como la cadena pública NHK y la agencia de noticias Kyodo.

En junio, cuando el país se encontraba todavía gobernado por el primer ministro Shinzo Abe, hermano mayor del ministro Kishi, Japón decidió descartar su plan original de desplegar el sistema de fabricación estadounidense en dos ubicaciones del norte y oeste.

Según explicó Kishi, Tokio baraja ahora tres alternativas para el despliegue marítimo de las baterías antimisiles: la introducción de destructores equipados con el sistema, el uso de buques del sector privado o la construcción de una estructura en alta mar similar a las utilizadas para la extracción de petróleo.

Japón considera que el sistema es necesario para contrarrestar las posibles amenazas de misiles norcoreanos y de otros países.

La conversación entre Kishi y Esper se produjo un día después de que los ministros de Asuntos Exteriores de Japón, Estados Unidos, Australia e India (el cuarteto de países conocido como Quad) se reunieran en la capital japonesa, donde se comprometieron a estrechar su cooperación en materia de seguridad marítima.

Kishi le dijo a Esper durante la llamada que estaría dispuesto a celebrar una reunión similar con los responsables de Defensa de las cuatro naciones, alegando que "sería muy significativo si los cuatro países pudieran intercambiar sus puntos de vista también en el campo de la defensa", informó Kyodo.

CHINA Y COREA DEL NORTE

El de este miércoles supuso el primer intercambio de Kishi con un homólogo extranjero desde que asumió el cargo en septiembre, tras la formación del Gabinete del primer ministro Yoshihide Suga.

Los responsables de Defensa de Tokio y Washington también hablaron sobre temas regionales como el aumento de las actividades de China en la región o la amenaza miliar de Corea del Norte.

También reafirmaron su compromiso sobre el traslado a la bahía de Henoko de la base aérea estadounidense de Futenma, en Okinawa (sudoeste), un controvertido plan que lleva años generando protestas entre la comunidad local. EFE