Quad, el grupo de cuatro potencias contra la amenaza china en el Indopacífico

Estados Unidos, Japón, India y Australia tratan de fijar este martes una estrategia común contra la influencia de Pekín en la región

Australia, Japón, Estados Unidos e India. Cuatro países unidos por un solo enemigo: China. Este martes los responsables de Exteriores de estas cuatro potencias económicas y militares se reunirán para perfilar una estrategia común frente a Pekín en el área del Pacífico. Forman un grupo de trabajo creado en 2019 y recibe el nombre de Quad.

El encuentro en Tokio contará con la participación del secretario de Estado de EE UU Mike Pompeo y con los titulares de Exteriores de Japón, Toshimitsu Motegi; Australia, Marise Payne, e India, Subrahmanyam Jaishankar. La reunión del Quad es la primera que celebra en persona desde el inicio de la pandemia de coronavirus, y estará centrada también en la cooperación en materia de seguridad y de defensa en la región del Índico y el Pacífico.

El objetivo es promover una iniciativa regional llamada “Indopacífico libre y abierto” destinada a contrarrestar la creciente expansión de China. Motegi, al comenzar su almuerzo de trabajo con Pompeo antes de las conversaciones de Quad, dijo: “Espero que Japón y Estados Unidos lideren la alianza internacional para lograr el Indopacífico libre y abierto”.

También dijo que el pacto defensivo Japón-EEUU sigue siendo “la piedra angular de la paz y la estabilidad en la región” bajo el nuevo primer ministro Yoshihide Suga, quien asumió el cargo el 16 de septiembre, y prometió continuar con la postura diplomática y de seguridad de su predecesor Shinzo Abe.

Pompeo mantuvo conversaciones por separado con su homólogo australiano, Payne, y compartió preocupaciones sobre la “actividad asertiva de China en la región”, al tiempo que estuvo de acuerdo en la importancia de las discusiones del Quad para “la promoción de la paz, la seguridad y la prosperidad en el Indo-Pacífico”.

De camino a Tokio, Pompeo dijo a los periodistas que los cuatro países esperan tener algunos “logros significativos” en la reunión, pero no dio más detalles. Los funcionarios japoneses dicen que discutirán el impacto de la pandemia de coronavirus, así como la iniciativa Indo-Pacífico libre y abierta (FOIP) para una mayor seguridad y cooperación económica que Japón y Estados Unidos han estado impulsando para unir a países con ideas afines en cuanto a la influencia de China.

Las conversaciones se producen semanas antes de las elecciones presidenciales de Estados Unidos y en medio de tensiones entre Estados Unidos y China por el virus, el comercio, la tecnología, Hong Kong, Taiwán y los derechos humanos. Pompeo asistirá a la reunión del Quad, aunque canceló las siguientes visitas planificadas a Corea del Sur y Mongolia después de que el presidente Donald Trump fuera hospitalizado con COVID-19. El presidente fue liberado el lunes y regresó a la Casa Blanca.

Las conversaciones se producen después de un reciente estallido de las tensiones entre China e India por su disputada frontera con el Himalaya. Las relaciones entre Australia y China también se han deteriorado en los últimos meses. Mientras tanto, Japón está preocupado por la exigencia de China sobre las Islas Senkaku controladas por Japón, llamadas Diaoyu en China, en el Mar de China Oriental.

Japón también considera que la creciente actividad militar de Pekín es una amenaza para la seguridad. El documento anual de política de defensa de Japón en julio acusó a China de cambiar unilateralmente el status quo en el Mar de China Meridional, donde ha construido y militarizado islas artificiales y está presionando con firmeza su reclamo de prácticamente todas las rutas pesqueras y vías fluviales importantes del mar.

“Es posible que el mundo se esté volviendo aún más impredecible e incontrolable debido al creciente nacionalismo egoísta y la creciente tensión entre Estados Unidos y China”, dijo el presidente japonés Suga a los medios. El nuevo mandatario añadió que buscará una diplomacia basada en la alianza Japón-Estados Unidos como piedra angular y que “promoverá estratégicamente la FOIP”, al tiempo que establecerá relaciones estables con vecinos como China y Rusia.

Suga tiene poca experiencia en diplomacia. El equilibrio entre Estados Unidos, el principal aliado de seguridad de Japón, y China, su principal socio comercial, será difícil, dicen los analistas. Japón espera regularizar las conversaciones de los ministros de Relaciones Exteriores del Quad y ampliar su cooperación con otros países. Pero cada miembro del Quad tiene su propia postura política hacia China y sería difícil ponerse de acuerdo sobre pasos concretos a pesar de que comparten la percepción de China como una amenaza común, dicen los analistas.