Salvan la vida de un bebé enterrado vivo en una granja

Un trabajador encontró al recién nacido inmóvil en el suelo y con la cabeza asomando sobre la superficie

Imagen del bebé rescatadotwitterLa Razón

Una mujer angustiada enjuaga la cara del bebé. Está lleno de arena y parece que no respira, no se mueve. La mujer trata de reanimarlo. El tiempo es vital. Han pasado ya unos minutos desde que un trabajador lo encontrara enterrado en los campos de la localidad india de Khatima, en Uttarakhand, cerca de la frontera con Nepal.

Por fortuna, la cabeza asomaba del suelo, lo que evitó que muriera de asfixia y que fuera encontrado. Entró en pánico y alertó a los vecinos de lo ocurrido y pronto llegó la policía, que fue la encargada de desenterrar al neonato.

Después de esos minutos angustiosos, el bebé fue tapado con una manta para que recuperara el calor corporal y fue trasladado a un hospital en ambulancia. Por suerte, le quedaba un hilo de vida, aunque apenas respiraba.

Tras recibir los primeros auxilios, fue ingresado en el hospital y su condición es estable. Los medios locales informaron que se ha abierto una investigación para encontrar a la madre y aclarar lo sucedido.