La boda en EE UU que acabó con siete fallecidos y 177 contagios

Fue una celebración de unas 55 personas en un pueblo de Maine que anteriormente no había tenido ningún caso de covid-19

El Big Moose Inn, en el lago Millinocket Lake, donde se celebtró la bodaLinda Coan O'KresikAP

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) ha publicado esta semana una investigación para explicar, por si a alguien le quedaba alguna duda a estas alturas de la pandemia, que las grandes concentraciones de personas conllevan un alto riesgo de transmisión del SARS-CoV-2.

En el informe del CDC se analiza la celebración de una boda, con 55 invitados, en un pueblo de Maine, que llevó a brotes de covid-19 en la comunidad local, así como a un centro de cuidados a largo plazo y un correcional de otros condados. En total, según sus investigaciones, 177 casos del nuevo coronavirus están vinculados a la boda, incluidas siete hospitalizaciones y siete muertes (cuatro de ellas después de ser ingresadas).

Asimismo, el informe deja constancia de que se incumplimieron las medidas de mitigación recomendadas por el CDC.

Y es que para reducir la transmisión del nuevo coronavirus, las personas deben evitar las grandes aglomeraciones, llevar a cabo la distancia física, portar mascarillas, quedarse en casa cuando se está enfermo y autoaislarse cuando se ha estado con una persona positiva de SARS-CoV-2.

Desde el CDC inciden en que las grandes reuniones en interiores suponen un alto riesgo de transmisión de SARS-CoV-2. Recuerdan que además estos eventos corren el riesgo de ser potenciales actos de superpropagación. Es decir, están asociados con un crecimiento explosivo, seguido de una transmisión sostenida.

El 12 de agosto, el Centro de Maine para el Control y la Prevención de Enfermedades (MeCDC) recibió informes de laboratorio de dos personas positivas en PCR. Según narran, ambos informaron haber asistido a la recepción de una boda el 7 de agosto, y ambas experimentaron fiebre, tos y dolor de garganta el 11 de agosto.

Al día siguiente, otras tres personas dieron positivo. Las tres habían sido invitadas a la misma boda. Lo que provocó el inicio de una investigación por parte del MeCDC el 14 de agosto.

Del 7 de agosto al 14 de septiembre de 2020, el MeCDC investigó el brote de COVID-19 originado en la boda y observaron cómo fue propagándose por todo el condado hasta terminar en un centro de atención a largo plazo a 160 km de distancia así como en un centro correccional a aproximadamente 300 km.

En total, 177 casos de COVID-19 se vincularon epidemiológicamente con la celebración del enlace, incluidas siete hospitalizaciones y siete muertes.

Cabe destacar, que ninguno de los que se enfermaron gravemente o murieron siquiera fue a la boda.

El CDC no ubica el pequeño pueblo en el que ocurrió la boda, pero los medios locales se han hecho eco del gran número de infectados que hubo en Millinocket, Maine, después de una boda.

En este centro de rehabilitación se registraron casos de covid-19, pues uno de los empleados asistió a la boda en MillinocketRich AbrahamsonAP

Cadena de errores

Lo que sí descubrió el CDC es que en dicha localidad, de unas 4.500 personas, antes de la boda no se había registrado ningún caso de covid-19.

  • La novia, el novio y la familia del novio (siete personas) viajaron desde California a Maine el 6 de agosto, algo que no se podía hacer de acuerdo con la orden ejecutiva del gobernador de Maine. Sin embargo, presentaron test negativos recientes, por lo que no se les exigió que hicieran cuarentena durante 14 días.
  • A la celebración del enlace asistieron al menos a 55 personas, cuando en los interiores en Maine, solo se permitían congregaciones de 50 personas.
  • Los invitados se sentaron juntos y no se les obligó a llevar mascarillas. Tampoco hubo distancia social.
  • Aunque el restaurante tenía letreros en la entrada en los que recordaba que se debía usar mascarillas, hicieron caso omiso. Los trabajadores tampoco obligaron a cumplir las medidas ni recopilaron información de contacto de los invitados.

En total, treinta de los invitados dieron después positivo por covid-19.

Sin embargo, lo que más ha preocupado y lo que el informe del CDC deja claro es que los contagios de coronavirus no terminaron con los asistentes a la boda. En la localidad local, con cero casos de covid-19 dieron positivo 27 personas que tuvieron contacto con los asistentes al enlace. De hecho, uno de los fallecidos es un vecino de Millinocket.