Polonia promulga una prohibición casi total del aborto

Los manifestantes en contra de la reforma han vuelto a salir a las calles del país tras la publicación oficial de la nueva normativa

Manifestantes en una protesta organizada en Varsovia por el movimiento Strajk Kobiet tras la prohibición casi total del aborto
Manifestantes en una protesta organizada en Varsovia por el movimiento Strajk Kobiet tras la prohibición casi total del abortoAGENCJA GAZETAvia REUTERS

El Gobierno polaco ha promulgado este miércoles una sentencia del Tribunal Constitucional que declara ilegal la interrupción voluntaria del embarazo por malformaciones fetales graves, el motivo de la inmensa mayoría de los abortos en el país. El órgano ya declaró en octubre que el aborto en caso de malformación grave del feto es “incompatible” con la Constitución polaca, una decisión que generó en su día protestas y manifestaciones masivas en todo el país.

De esta manera, el Ejecutivo endurece una de las leyes nacionales más restrictivas en toda Europa a este respecto y la interrupción voluntaria del embarazo está prohibida en el país excepto en casos de violación, incesto o grave riesgo para la vida o la salud de la madre.

Los manifestantes en contra de la reforma del aborto han vuelto a salir a las calles del país hoy por la publicación oficial de la nueva normativa. La principal protesta se ha convocado frente a la sede del Tribunal Constitucional polaco, en la capital, Varsovia. Dos horas antes de la publicación de la justificación por parte del tribunal, ya ha podido apreciarse la presencia de Policía en las calles aledañas a su sede, según medios locales. Además, hay convocadas más protestas en otras ciudades como Cracovia, Lodz, Breslavia, Poznan y Katowice.

Un grupo de 119 diputados, encabezados por el partido gobernante Ley y Justicia (PiS), presentaron una demanda ante el Tribunal Constitucional en 2019, entendiendo que la legislación actual del aborto legaliza de facto la eugenesia. La redacción vigente de la ley permite interrumpir un embarazo en caso de que exista una probabilidad muy alta, que no ocurrencia, de una discapacidad o enfermedad grave del feto.

La situación actual de la legislación sobre el aborto, conocida como “compromiso sobre el aborto”, se estableció en 1993. Desde entonces, ni los partidarios de liberalizar la ley ni los defensores de restringir aún más el acceso habían tenido éxito en sus esfuerzos.

En 2019, el aborto por malformación del feto supuso el 97 por ciento de los 1.110 abortos que se practicaron en hospitales polacos. El síndrome de Down fue la justificación de más del 40 por ciento de los abortos legales practicados en el país el año pasado.