Rusia ataca a Borrell por su evaluación de su visita porque difiere de lo que dijo en Moscú

La diplomacia rusa asegura que “posiblemente a su llegada a Bruselas al alto representante le explicaron dónde había que poner los acentos, lo que confirma cómo y quién diseña la política de la UE”

El jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov durante su encuentro con el alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell
El jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov durante su encuentro con el alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell FOTO: DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

Rusia se mostró este lunes “sorprendida” por la evaluación del alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, de su reunión con el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, porque considera que difiere de la que hizo en Moscú el pasado viernes. ”Con sorpresa hemos conocido la evaluación de Borrell de los resultados de la visita, que difieren marcadamente de sus declaraciones en la rueda de prensa de Moscú”, señalaron hoy desde el Ministerio de Asuntos Exteriores a la agencia oficial rusa TASS.

En un artículo publicado este domingo en su blog, Borrell consideró “lamentable” que las autoridades rusas no aprovecharán su reciente viaje a Moscú para tener un diálogo “más constructivo” con la UE, constató que ambas partes “se están distanciando” y opinó “Rusia se está desconectando progresivamente de Europa”.

La diplomacia rusa recalcó que en Moscú a Borrell “nadie le impuso limitaciones de tiempo ni de formato”, para hacer in situ este análisis. ”Posiblemente a su llegada a Bruselas al alto representante le explicaron dónde había que poner los acentos, lo que confirma cómo y quién diseña la política de la UE”, afirmaron dese el ministerio de Exteriores ruso.

En su visita a la capital rusa Borrell señaló que las relaciones entre Moscú y Bruselas “están bajo una gran tensión”, pidió la liberación del líder opositor Alexéi Navalni y condenó las detenciones masivas en las manifestaciones en apoyo al también activista anticorrupción. Asimismo, resaltó que el Estado de derecho, los derechos humanos, la sociedad civil y la libertad política es esencial para un futuro común entre la UE y Rusia.

A su vez sostuvo, antes de que Lavrov atacara verbalmente a la UE y a Borrell con la cuestión catalana, que ambas partes unidas por lazos geográficos, históricos y culturales, están condenadas a hablar “de todo lo que importa” y de las cosas que “les inquietan”. EFE