Fujimori pide que se anulen 200.000 votos por presunta falsificación

La candidata conservadora está por detrás de Pedro Castillo en 70.000 votos cuando aún queda menos del 1% por escrutar

La candidata presidencial peruana Keiko Fujimori
La candidata presidencial peruana Keiko FujimoriJOHN REYESEFE

La candidata presidencial peruana Keiko Fujimori pidió a las autoridades electorales anular 802 actas de votación, que representan unos 200.000 votos, bajo acusaciones de irregularidades y “fraude en mesa” perpetrados para favorecer a su rival Pedro Castillo. La candidata, que va camino de perder la votación del pasado domingo por unos 70.000 votos, pidió al Jurado Nacional de Elecciones (JNE) que tome este paso, al tiempo que insistió en la revisión de 1.200 actas observadas (en realidad, 827), cuando falta tan solo un 1 % de los votos por contabilizar. “Estas 802 actas representan 200.000 votos, que cuando sean admitidas deben ser retiradas del recuento nacional”, afirmó Fujimori.

En rueda de prensa, la postulante derechista dijo que, de forma adicional, el equipo legal de su partido Fuerza Popular está haciendo seguimiento a todo el proceso de observación de 1.200 actas, que confió en que “sean contabilizadas en el recuento final”, a pesar de que el número de actas bajo ese estatus son sólo 800 en este momento.

“Si sumamos las 802 mesas en las que se han presentado solicitudes de nulidad, que representan unos 200.000 votos y agregamos 300.000 votos (de las actas observadas), todavía están en juego 500.000 votos, a nivel nacional, que creemos es fundamental se analicen para el recuento final”, manifestó Fujimori.

Los abogados Miguel Torres, militante de Fuerza Popular, y Julio César Castiglioni presentaron las aparentes irregularidades detectadas en las mesas, en las que han pedido la nulidad, atribuidas al partido Perú Libre del candidato izquierdista Pedro Castillo que ha recibido 50,2 % de los votos al 99 % del escrutinio.

Entre ellas mencionaron la falsificación de firmas de miembros de mesa en 503 actas, que representan 125.000 votos, o la falsificación de resultados en mesa en 132 actas, donde no se consigna ni un voto a favor de Fujimori. Además, han detectado 65 casos en los que las mesas de votación están conformadas por familiares, algo que no está permitido por ley. “Hemos visto una intención sistemática de Perú Libre de vulnerar la voluntad popular”, afirmó Fujimori y defendió que las acciones emprendidas buscan hacer respetar el voto de la ciudadanía.

Lucha voto a voto

Por su parte, Torres declaró que Fuerza Popular es consciente de que esta no es una elección de un partido y una persona, sino que representará el modelo a seguir en los próximos cinco años. El partido “no va a tirar la toalla, se va a continuar recepcionando irregularidades y se luchará hasta el último voto”, anotó.

Castiglioni agregó que “no estamos pidiendo la nulidad de las elecciones, sino que se respete el voto de los ciudadanos que apoyaron la candidatura” de Fujimori. Horas antes, el Jurado Electoral Especial de Lima Centro transmitió por sus redes sociales una audiencia en la que se evaluó 41 votos impugnados en tres distritos de la capital, ante los peticiones de transparencia en este proceso.

Los simpatizantes de ambos aspirantes a la Presidencia de Perú se han congregado este miércoles en las calles, especialmente en la capital, Lima, mientras la tensión aumenta en el país ante los ajustados resultados y las denuncias de fraude. El candidato izquierdista lidera los resultados de los comicios con el 50,2 por ciento de los votos al 99,109 escrutado, mientras la aspirante derechista perdería con un 49,7 por ciento, según refleja la ONPE en el portal de resultados de la segunda vuelta del 6 de junio.