¿Pudo evitarse la catástrofe de las inundaciones en Alemania?

Una experta en precipitaciones asegura que el día 10 de julio ya se sabía «lo que se avecinaba» en el norte de Europa

Agua y destrucción en Bad Muenstereifel, en el oeste de Alemania ayer
Agua y destrucción en Bad Muenstereifel, en el oeste de Alemania ayerOliver BergAP

Las críticas al Gobierno alemán por no utilizar todos los recursos disponibles, entre ellos la televisión pública, para informar del desarrollo de los acontecimientos durante las inundaciones se han visto aumentadas a raíz de las declaraciones que Hannah Cloke, profesora de Hidrología en la Universidad de Reading en Reino Unido, realizó ayer a la cabecera «The Times». Según la experta, que trabajó en el desarrollo del sistema de alertas europeo de inundaciones EFAS, cuatro días antes de comenzar la grave tragedia en Alemania, el sistema habría enviado alertas a dicho país y a Bélgica.

Preguntada por la segunda cadena pública alemana, la ZDF, Cloke aseguró que desde el 10 de julio «ya se podía ver lo que se avecinaba». Para la experta es «extremadamente frustrante» que en 2021 haya habido tantas víctimas mortales debido a una inundación. «En algún punto de la cadena de alertas se rompió la cadena, de forma que la información no llegó a las personas», explicó a la cadena. En el artículo de «The Times», hablaba de «un fallo monumental». Cloke asegura que en Alemania es necesaria una estrategia conjunta a nivel nacional para tratar con los riesgos en caso de inundaciones, que hasta ahora son responsabilidad regional y local.

No sirve de nada que se emitan alarmas, si la población no sabe cómo comportarse en una situación de inundación y no se encuentra preparada para este tipo de catástrofes con reservas de alimentos, agua y otros productos de primera necesidad, aseguraba el diario británico. En todo caso, el desalojo de lugares tan cercanos a la cuenca de los ríos y situados en un valle como el pueblo de Schuld es muy difícil de desalojar en unas pocas horas, explican los expertos.

El Servicio Meteorológico Alemán DWD aseguró a dicho medio que actuó según debía hacerlo y que informó de que se esperaban más de 200 litros por metro cuadrado, con lo que en varias zonas se había declarado la máxima alerta. Cuando el peligro pase, quiere realizar una investigación interna para saber si hubo algún fallo en la comunicación de la situación. Un portavoz de esta entidad pública para el control del tiempo atmosférico aseguró al diario alemán «Bild» que ya el lunes se había informado a las localidades correspondientes de que se les venía encima un temporal extremo, por lo que podrían haber desalojado a los vecinos.

Los ministros de interior de los Länder alemanes decidieron el pasado junio crear un nuevo centro para el organismo nacional que lleva el título de Oficina para la Protección de la Población y la Ayuda en Catástrofes, que ayudaría a coordinar los recursos en caso de emergencias, ya que a menudo no se sabe con qué se cuenta porque no hay un instituto que agrupe a todos los gobierno regionales y que lleve el control de lo que hay disponible en cada lugar.

La excesiva descentralización del modelo territorial alemán, en un caso como el actual, dificulta las tareas. Pero también el sistema de avisos es muy diferente de un lugar a otro, y que se basa en sirenas, avisos en radio y televisión o aplicaciones para el móvil... que por supuesto no funcionan cuando la cobertura de telefonía móvil se interrumpe como fue el caso de las lluvias torrenciales que se han bautizado como «la riada de la muerte». Rabia sienten muchos alemanes que han perdido a sus seres queridos.