Europa

Abatido en Oslo un hombre que amenazaba con un cuchillo a los transeúntes

El atacante fue sentenciado a recibir atención psiquiátrica tras haber apuñalado a un hombre en 2019

La Policía acordona la calle del norte de Oslo donde fue abatido el atacante
La Policía acordona la calle del norte de Oslo donde fue abatido el atacante FOTO: Stian Lysberg Solum AP

Un hombre armado con un cuchillo amenazó a los transeúntes en las calles de la capital noruega, Oslo, antes de ser abatido a tiros por la Policía, dijeron las autoridades. Los medios noruegos publicaron imágenes del presunto atacante, desnudo de cintura para arriba y empuñando un cuchillo. La Policía inicialmente sugirió que los transeúntes habían resultado heridos, pero luego dijo que solo un oficial de policía resultó levemente herido.

“Hasta ahora no tenemos información de que esto esté relacionado con el terrorismo”, dijo el jefe de policía superior Egil Joergen Brekke en una conferencia de Prensa. “Para nosotros, esto parece ser un acto independiente, por lo que no hay razón para temer por la seguridad de la ciudad para otros. Esta es una persona que conocemos en el pasado y que tiene antecedentes”, aseguró Brekke a los periodistas. Según el tabloide “VG”, el hombre era ruso y tenía unos 30 años, y había sido sentenciado a atención psiquiátrica en diciembre de 2020 después de apuñalar a un hombre en Oslo en 2019.

Los primeros informes a la Policía poco antes de las nueve de la mañana fueron sobre un hombre con un cuchillo corriendo detrás de otra persona, informó Brekke. Una patrulla cercana en el vecindario de Bislett, en el norte de Oslo, se apresuró a llegar al lugar y primero trató de detener al hombre atropellando antes de entrar en un edificio entre una floristería y un café para detener el progreso del hombre.

El hombre logró abrir la puerta del vehículo, informó el portavoz de la Policía Torgeir Brenden. Añadió que se dispararon “varios tiros” contra el hombre, pero no especificó si fueron los agentes de policía en el automóvil los que abrieron fuego. Brenden dijo que el perpetrador fue trasladado de urgencia a un hospital cercano donde murió.

Los medios noruegos informan que se escucharon hasta seis disparos, citando testigos. Brekke no pudo dar información detallada, diciendo que la Oficina Noruega de Investigación de Asuntos Policiales está investigando los hechos, lo que es habitual en Noruega cuando los agentes de policía utilizan armas de fuego. “Que yo sepa, no hay otros heridos”, añadió el jefe de policía.

El mes pasado, un danés convertido al islam con un arco y una flecha y un cuchillo mató a cinco personas en un pequeño pueblo al suroeste de Oslo.

El primer ministro noruego, Jonas Gahr Store, aseguró que entendía “muy bien” por qué los lugareños experimentaron los eventos del martes como dramáticos. “Pero si se compara con otras grandes ciudades de Europa, Oslo es una ciudad segura”, dijo a la agencia de noticias noruega NTB.