Protestas masivas en Países Bajos por el nuevo confinamiento dejan al menos quince detenidos

El Gobierno anunció un “bloqueo parcial” de tres semanas ante la subida de casos de coronavirus que se había registrado en los últimos días

Cientos de personas se reunieron en Leeuwarden este sábado por la noche con bengalas y fuegos artificiales para protestar por el confinamiento parcial de Países Bajos
Cientos de personas se reunieron en Leeuwarden este sábado por la noche con bengalas y fuegos artificiales para protestar por el confinamiento parcial de Países Bajos FOTO: La Razón (Custom Credit)

Cientos de personas se reunieron en Leeuwarden este sábado por la noche con bengalas y fuegos artificiales para protestar por el confinamiento parcial de Países Bajos, impuesto por el Gobierno tras la subida de casos de coronavirus.

La Unidad de Policía del Norte de los Países Bajos dijo que varias personas se negaron a irse después de que pidieron a todos que regresaran a casa, una de las medidas establecidas. Al menos quince personas fueron detenidas después de que estallaran las manifestaciones de protesta en el país.

La emisora neerlandesa NOS informó que la policía antidisturbios se movió más tarde para expulsar a los manifestantes de la plaza central de la ciudad, que se encuentra a unos 136 kilómetros de Ámsterdam. En otros puntos del país, como la ciudad sureña de Breda, los bares permanecieron abiertos más allá de la hora establecida por el toque de queda.

El primer ministro, Mark Rutte, anunció en un rueda de prensa las “desagradables decisiones” que ha debido tomar la Administración para hacer frente al repunte de contagios, por lo que las medidas son “inevitables”, ya que “el virus está en todas partes”. Esto ha provocado, por su parte, “que la presión sobre la asistencia sanitaria sea de nuevo extremadamente alta”.

Bajo el nuevo confinamiento por covid-19, de tres semanas, los bares, restaurantes y supermercados deben cerrar a las 20:00 horas, así como las tiendas “no esenciales” deben estar cerradas a las 18:00 horas. En este contexto, las autoridades han endurecido las restricciones, entre ellas las reuniones en casa “por un tiempo”, se ha reinstaurado la regla de 1,5 metros de distanciamiento y se ha ampliado el pase sanitario a tiendas y servicios no esenciales, con la posibilidad de que las empresas también lo pidan en los lugares de trabajo.

Además, se ha introducido la llamada medida 2G, ya utilizada en Alemania, en la que solo las personas vacunadas o que haya superado la enfermedad podrán asistir a festivales y eventos. Rutte ha indicado, además, que no solo las personas contagiadas con el coronavirus deberán hacer cuarentena, también las personas que viven con ellos.

A pesar de que Países Bajos tiene una de las tasas de vacunación más altas de Europa, y junto a la gran mayoría de países europeos, los contagios han ido en aumento en las últimas semanas, incluso llegando a registrar el récord de contagios en un solo día este jueves, con 16.364 casos.