Meloni no se mudará al Palacio Chigi

La futura primera ministra italiana prefiere seguir residiendo en su domicilio con su pareja y su hija

Giorgia Meloni rechazará la oportunidad de vivir en la opulenta residencia del primer ministro de Roma, el Palacio Chigi, después de ser elegida la primera primera ministra de Italia porque no es un lugar para criar a su hija de seis años, dijo su pareja. “¿Crees que criaríamos a una niña de seis años en un palazzo como el de Versalles?”, preguntaba Andrea Giambruno, de 41 años. “Ya tenemos una casa”.

Meloni, de 45 años, permanecerá en su casa en Mostacciano, un suburbio de la capital, y no se mudará al Palazzo Chigi del siglo XVI en el corazón de la ciudad que los primeros ministros normalmente usan como oficina y residencia.

El partido Hermanos de Italia de Meloni condujo a una coalición de derecha a una cómoda victoria en las elecciones generales de Italia el domingo y está en conversaciones con sus aliados, Matteo Salvini y Silvio Berlusconi, para nombrar un Gabinete antes de que su gobierno asuma el cargo a fines de octubre.

En una rara entrevista, Giambruno, un periodista de televisión de uno de los canales de Berlusconi, le dijo al diario italiano “Corriere della Sera” que el ascenso de Meloni demostró que la meritocracia estaba viva y coleando en una Italia plagada de nepotismo.

Criada por su madre, una escritora de novelas románticas, en un barrio de clase trabajadora de Roma después de que su padre les abandonara, Meloni se convirtió en activista de la rama local del partido posfascista MSI cuando tenía 15 años.

“Ella ha logrado algo impensable dado su origen”, dijo Giambruno. “Ella ha demostrado que si trabajas duro sin tomar atajos, lo lograrás”.

Si bien Meloni es conocida por su retórica fogosa, su pareja dijo que “tiene un lado femenino con un elemento frágil”. Al señalar que dejó su conferencia de prensa postelectoral el lunes por la tarde a sus diputados, prefiriendo estar con su hija, Giambruno declaró: “Un hombre hubiera tomado todo el espacio para decir ‘Gané’. Giorgia es la prueba de que una mujer puede hacer todo lo que un hombre, y mejor”.

Meloni ha elogiado a Giambruno por ser “uno de los pocos hombres en el mundo capaces de no sufrir si tienen a su lado a una mujer de éxito”. Se conocieron cuando Meloni apareció como invitada en un programa en el que trabajaba Giambruno. Justo antes de que saliera al aire, él le quitó de las manos un plátano que ella había estado comiendo para salvarla de la vergüenza.

Trabajando en los turnos de la noche, Giambruno dijo que llevó a su hija, Ginevra, a la escuela y la recogió mientras Meloni trabajaba de día.

Le preguntaron si le mostraría a su hija el episodio de Peppa Pig que presenta a un personaje con dos madres. Hermanos de Italia ha dicho que el episodio debería prohibirse. “Podría enseñárselo, y si ella preguntaba por qué había dos madres, se lo explicaba”, dijo. “Sin embargo, una cosa es que un padre explique una elección y otra forzar un concepto”.

Giambruno y Meloni no están casados, y Meloni ha luchado contra las acusaciones de hipocresía mientras promueve los valores familiares cristianos tradicionales.

“Decir que si no estás casado no puedes defender la familia natural basada en el matrimonio es un poco como decir que si eres joven no te pueden importar los problemas de los ancianos”, escribió en su autobiografía el año pasado.