Alemania y Austria limitarán el paso de refugiados a cinco puntos fronterizos

Agentes de policía inspeccionan un campamento de refugiados en Passau, Alemania, hoy, 30 de octubre de 2015.
Agentes de policía inspeccionan un campamento de refugiados en Passau, Alemania, hoy, 30 de octubre de 2015.

Las autoridades de Alemania y Austria han acordado limitar el paso de refugiados entre los dos países a cinco puntos fronterizos para intentar establecer un proceso ordenado de registro, según informaron hoy fuentes del ministerio germano de Interior.

Las autoridades de Alemania y Austria han acordado limitar el paso de refugiados entre los dos países a cinco puntos fronterizos para intentar establecer un proceso ordenado de registro, según informaron hoy fuentes del ministerio germano de Interior.

Los solicitantes de asilo serán trasladados hasta esos cinco puntos y ahí serán recibidos por las autoridades alemanas.

El ministro de Interior alemán, Thomas de Maizière, había instado el pasado miércoles al Gobierno austríaco a "poner orden"de manera inmediata en los flujos de refugiados hacia Alemania, tras denunciar que en los últimos días habían sido trasladados hasta la frontera muchos personas sin ningún tipo de aviso ni coordinación.

"El comportamiento de Austria no ha sido correcto en los últimos días", manifestó el ministro, haciéndose eco de las quejas del estado de Baviera ante la llegada descontrolada de oleadas de solicitantes de asilo a la frontera, a pie o en autobuses.

Las cifras varían de forma constante, pero la policía federal alemana ha informado que en las últimas jornadas han llegado a Baviera entre 7.000 y 10.000 solicitantes de asilo cada día desde el país vecino, con especial impacto en la ciudad de Passau.

Varios medios informaron de que, en los cinco puntos fronterizos elegidos para centralizar la llegada de refugiados, la acogida se limitaría a cincuenta personas cada hora, aunque el ministerio del Interior no quiso hablar de cifras y consideró que es imposible hacer previsiones.

Presionada desde Baviera, la canciller de Alemania, Angela Merkel, se reúne mañana con su socio y primer ministro de ese estado federado, Horst Seehofer, que ha liderado las críticas a su gestión de la crisis.

El domingo Merkel y Seehofer se reunirán también con el vicecanciller y líder del Partido Socialdemócrata (SPD), Sigmar Gabriel, el tercer socio de la gran coalición que gobierna Alemania.

El país espera recibir este año entre 800.000 y un millón de solicitantes de asilo.