Haití recuerda a las víctimas de devastador sismo de 2010

Las banderas a media asta ondeaban con el viento mientras Haití recordaba a las alrededor de 316.000 personas que perdieron la vida en un devastador sismo que azotó a la nación hace 12 años

-FOTODELDIA- AME8539. PUERTO PRÍNCIPE (HAITÍ), 12/01/2022.- El primer ministro haitiano, Ariel Henry (c), participa en una ceremonia en honor a las víctimas del terremoto de 2010 hoy, en el Palacio Nacional, en Puerto Príncipe (Haití). Haití conmemoró este miércoles el duodécimo aniversario del terremoto que causó más de 300.000 muertos y ocasionó una gran destrucción en la zona metropolitana de Puerto Príncipe. EFE / Johnson Sabin
-FOTODELDIA- AME8539. PUERTO PRÍNCIPE (HAITÍ), 12/01/2022.- El primer ministro haitiano, Ariel Henry (c), participa en una ceremonia en honor a las víctimas del terremoto de 2010 hoy, en el Palacio Nacional, en Puerto Príncipe (Haití). Haití conmemoró este miércoles el duodécimo aniversario del terremoto que causó más de 300.000 muertos y ocasionó una gran destrucción en la zona metropolitana de Puerto Príncipe. EFE / Johnson Sabin FOTO: Johnson Sabin EFE

(AP). Las banderas a media asta ondeaban con el viento el miércoles mientras Haití recordaba a las alrededor de 316.000 personas que perdieron la vida en un devastador sismo que azotó a la nación hace 12 años.

El primer ministro Ariel Henry y otros funcionarios del gobierno vestidos con trajes negros visitaron el monumento coronado por una gran roca que conmemora a las víctimas del temblor de magnitud 7,0 que sacudió al país el 12 de enero de 2010.

“Todavía tenemos mucho que reconstruir”, comentó Henry. “El 12 de enero no sólo destruyó una casa. Destruyó la economía de todo un país. Va a tomar mucho tiempo volver a como estábamos antes del sismo”.

El terremoto destruyó más de 100.000 inmuebles y causó daños en otros 200.000. Henry dijo que se gastaron miles de millones de dólares en nombre de Haití, pero que nadie tiene pruebas de a dónde se fue parte de ese dinero.

Henry, que busca crear un gobierno de coalición después del asesinato del presidente Jovenel Moïse perpetrado el 7 de julio en un país que lidia con un repunte de la violencia de pandillas, dijo que los haitianos no tienen el poder de frenar los desastres naturales, pero pueden poner fin a la violencia.

Señaló que sin paz, Haití no puede reconstruir su economía o sus instituciones democráticas, abrir las escuelas o realizar las elecciones generales previstas para este año.

“El 12 de enero es un buen momento para preguntarnos hacia dónde queremos ir con el país”, dijo Henry. “No es el momento de seguir luchando”.