Política

Cameron y Merkel acuerdan prioridades del G7 en un «trágico día» para Europa

El primer ministro británico, David Cameron, y la canciller de Alemania, Angela Merkel, acordaron hoy las prioridades de la próxima reunión del G7, como la lucha contra la evasión fiscal, en "un día trágico"para Europa por el atentado terrorista en París.

En una rueda de prensa conjunta tras su reunión en Londres, ambos líderes señalaron que habían expresado sus condolencias y ofrecido su apoyo al presidente francés, François Hollande, después del ataque contra el semanario satírico "Charlie Hebdo", que ha causado la muerte de doce personas.

"Angela y yo hemos hablado con François Hollande y le hemos ofrecido todo nuestro apoyo y cualquier ayuda que nuestros servicios de inteligencia puedan proporcionar en este momento crucial", afirmó Cameron.

"Permanecemos unidos con los franceses contra el terrorismo y contra esta amenaza a nuestros valores, la libertad de expresión, el imperio de la ley y la democracia", subrayó el jefe del Ejecutivo británico, para añadir que es clave defenderlos "hoy y cada día".

Merkel subrayó que "es un día verdaderamente trágico", que demuestra que los países europeos tienen "firmes valores compartidos y una base sólida"sobre la que apoyarse.

La canciller recordó la "conmovedora"conversación con Hollande y reiteró la disposición a ayudarle en lo posible.

"En este momento desesperado, estamos con el pueblo francés y defendemos la libertad de expresión con la misma determinación que lo hacemos con otras libertades básicas que consideramos importantes en nuestros países", declaró.

Cameron explicó que, durante la reunión en el número 10 de Downing Street, su residencia oficial, él y la canciller habían acordado objetivos para la próxima cumbre del G7 (grupo de países más industrializados), entre ellos profundizar en el Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea (UE) y Estados Unidos y reforzar la lucha contra la evasión fiscal.

El jefe del Gobierno británico dijo que ambos están comprometidos a que la UE "salga reforzada"de la actual crisis económica, pese al trasfondo de "inestabilidad en la economía global".

Cameron adelantó que en las próximas horas seguirán conversando sobre asuntos como la crisis en Ucrania y la reforma de la UE, que el gobernante británico quiere acometer antes de convocar un referéndum en el Reino Unido en 2017, si gana las elecciones generales del próximo mayo, sobre la permanencia o no en la Unión Europea.

En este sentido, sin dar detalles, aseguró que la reforma "es posible"y parafraseó a Merkel al afirmar que "cuando hay voluntad, hay medios"para conseguir los objetivos.

Merkel, que visita varios países para preparar la cumbre del G7 que presidirá del 7 al 8 de junio en el castillo bávaro de Elmau, en el sur de Alemania, agradeció por su parte "la cálida recepción"que se le ha dispensado en Londres.

Antes de reunirse, los dos mandatarios visitaron una exposición en el Museo Británico dedicada a la historia y descubrimientos de Alemania, que ambos consideraron refleja "la cooperación y los lazos entre los países europeos".