¿Dónde está la magia de Bill Clinton?

El ex presidente ya no cautiva como antes durante sus discursos

Hillary Clinton con su marido,  Bill Clinton, durante la campaña
Hillary Clinton con su marido, Bill Clinton, durante la campaña

Tenía fuerzas para rato. Fue en la Convención Demócrata de Charlotte (Carolina del Norte) de 2012, donde el ex presidente Bill Clinton volvió a cautivar a la audiencia. En esta ocasión, no lo hacía por él ni por su esposa la entonces jefa de la Diplomacia Hillary Clinton, sino por el presidente Barack Obama. Estuvo en el escenario durante más de media hora. Trató todo. Y podía haber hablado mucho más. Acaparó a más gente que el presidente Barack Obama la noche siguiente. Era Bill Clinton con el pelo blanco y visiblemente más mayor. Pero, era Bill Clinton.

Ahora vuelve otra vez a hacer campaña. Esta vez por su esposa la ex jefa de la Diplomacia Hillary Clinton. Se lo juegan todo. Es la última oportunidad de Hillary para hacerse con su ansiada Casa Blanca.

Por delante, meses de campaña en las elecciones primarias contra el senador de Vermont Bernie Sanders, después las convenciones en verano, los debates presidenciales en septiembre y la presidencia en noviembre. Todo si sale conforme a lo planeado. En cambio, las encuestas empiezan a dejarles de lado y Bill Clinton, de 69 años, hará campaña allá donde Hillary le diga. Pero, parece cansado. Ha perdido la magia que siempre tuvo: Distancias cortas con los votantes, en una conferencia o sobre un escenario. Daba igual.

En esta ocasión, parece más menudo y su voz es más débil. A la gente, le cuesta escucharle bien incluso en algunas ocasiones. Todavía, es capaz de hacer que los votantes esperen horas para escucharle. En cambio, ahora da la sensación de que es más por educación que por haberse quedado embodados como conseguía antes. Ya no tiene el verbo de hace años. Todavía, consigue llamar la atención con bromas. Pero, no conquista.

A pesar de todo, ha estado de avanzadilla estos días en Nevada. Después de Iowa y New Hampshire, es la siguiente parada en el calendario de primarias del Partido Demócrata. Decidirán el 20 de febrero. Mientras, en el Partido Republicano, ese día será el turno de los votantes de Carolina del Sur.

Todavía así, es cierto que queda mucho para que Bill Clinton caliente motores. Veremos muchas veces más a Bill Clinton durante este años. Pero, sin duda, ocurra lo que ocurra en los próximos meses, pasará a la historia como uno de los presidentes que más ha destacado en el arte de la oratoria. El político de Arkansas capaz de convencer a la gente del sur y norte del país, que es tan diferente.