El Ejército egipcio advierte contra el «colapso del Estado»

El comandante en jefe del Ejército egipcio y ministro de Defensa, el general Abdel Fatá al Sisi, ha declarado este martes que el conflicto político que vive el país podría conducir al "colapso del Estado"y ha advertido de que la defensa del Canal de Suez sigue siendo uno de los principales objetivos de los militares que han sido desplegados en la zona para enfrentarse a la violencia.

"La persistencia del contencioso entre las diferentes fuerzas políticas sobre la gestión de los asuntos de Estado podría conducir al colapso del Estado", ha afirmado el militar, a través de la página oficial de Facebook del Ejército.

Los actuales problemas políticos y económicos del país suponen una "verdadera amenaza a la seguridad y a la unidad del Estado", ha advertido el general Abdel Fatá al Sisi. En estas circunstancias, ha asegurado, las Fuerzas Armadas seguirán siendo "el bloque sólido y unido"en el que "descansan los fundamentos del Estado".

Las declaraciones del general Abdel Fatá al Sisi --designado para el cargo en 2012 por el presidente Mohamed Mursi-- se producen tras la muerte de al menos 52 personas a causa de los desórdenes de la semana pasada entre manifestantes y fuerzas de seguridad en varias ciudades del país.

El Ejército ha controlado de manera casi absoluta la vida política

y económica del país desde la independencia de Egipto, hace alrededor de seis décadas, e incluso durante el periodo interino que siguió a la caída del régimen de Hosni Mubarak, hace casi justamente dos años.

El general Sisi fue designado por Mursi después de que el Ejército le entregara el poder en junio de 2012, en sustitución del mariscal de campo Hussein Tantawi, quien había presidido el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas --órgano superior de gobierno durante el periodo de transición-- y que había ejercido como ministro de Defensa de Mubarak durante veinte años.

La oposición rechazó ayer lunes las conversaciones propuestas por Mursi para poner fin a la violencia. En lugar de ellos, miles de manifestantes han tomado las calles en El Cairo y Alejandría, así como en las tres ciudades situadas a lo largo del Canal de Suez --Port Said, Ismailia y Suez-- en las que el Gobierno había impuesto un toque de queda. Al menos dos personas fallecieron esta pasada noche en Port Said a manos de las fuerzas de seguridad.