MENÚ
jueves 15 noviembre 2018
08:37
Actualizado
  • 1

El Gobierno de Rusia apuesta por la continuidad

Repite Lavrov, que ejerce de jefe de la diplomacia rusa desde 2004, y Shoigú, titular de Defensa desde 2012, los políticos más populares de Rusia después de Putin

  • El presidente ruso, Vladimir Putin, y el primer ministro, Dimitri Medvedev en Sochi
    El presidente ruso, Vladimir Putin, escucha al primer ministro, Dimitri Medvedev durante su reunión en balneario de Sochi / Foto: Ap

Tiempo de lectura 4 min.

18 de mayo de 2018. 13:58h

Comentada
S. Morgana.  18/5/2018

El primer ministro, Dmitri Medvédev, he ha propuesto hoy al presidente, Vladímir Putin, en una reunión en el balneario de Sochi (mar Negro), un Ejecutivo continuista con pocos cambios significativos. Así, los ministros de Exteriores, Serguéi Lavrov, y Defensa, Serguéi Shoigú, mantienen sus puestos.

Lavrov, que ejerce de jefe de la diplomacia rusa desde 2004, y Shoigú, titular de Defensa desde 2012, son los políticos más populares de Rusia después del jefe del Kremlin, informa Efe.

Durante los últimos años Lavrov ha tenido que trabajar en diferentes frentes diplomáticos y lidiar con numerosos contenciosos como los provocados por intervención rusa en Osetia del Sur; la anexión de Crimea; los casos de los espías Litvinenko y Skripal; las guerras en Ucrania y en Siria; y las sanciones occidentales.

Mientras, Shoigú, de 63 años, ha sido el encargado de poner en práctica los planes militares de Putin en Siria, además que aplicar el programa de rearme estratégico de las Fuerzas Armadas rusas.

Además, el ministro de Finanzas, Antón Siluánov, se convirtió en número dos del Gobierno al ser nombrado viceprimer ministro primero, al tiempo que conserva su cartera.

Siluánov sustituye al estrecho aliado liberal de Medvédev, Arkadi Dvorkóvich, que acaba de ser designado jefe del comité organizador del Mundial de fútbol.

Seguirán a las órdenes de Medvédev el ministro de Economía, Maxim Oreshkin; el de Energía, Alexandr Novak; Comercio e Industria, Denis Mantúrov; Interior, Vladímir Kolokoltsev; y Cultura, Vladímir Medinski.

El nuevo ministro de Agricultura será Dmitri Pátrushev, hijo del actual jefe del Consejo de Seguridad de Rusia y estrecho colaborador de Putin en los servicios secretos, Nikolái Pátrushev.

Medvédev creó un nuevo ministerio, el de Ilustración, que se encargará de la educación primaria y secundaria; mientras la antigua cartera de Educación pasa a llamarse ministerio de Ciencia y Educación Superior.

Destaca la salida del Gobierno de los influyentes viceprimer ministros encargados de Economía, Ígor Shuválov; industria militar y espacial, Dmitri Rogozin, y política exterior, Dmitri Prijodko.

Rogozin, antiguo embajador ruso ante la OTAN, pagó el precio de los numerosos escándalos ocurridos en el ámbito espacial, lo que incluyó el fracaso de varios lanzamientos y los atrasos y casos de corrupción en la construcción de un nuevo cosmódromo.

Entre los ministros que dejan el cargo, figuran los de Agricultura, Alexandr Tkachev; Situaciones de Emergencia, Vladímir Puchkov; Transporte, Maxim Sokolov; Recursos Naturales y Medio Ambiente, Serguéi Donskói; Comunicaciones, Nikolái Nikíforov; Construcción, Mijaíl Men; Desarrollo del Lejano Oriente, Alexandr Galushka; y Asuntos del Cáucaso Norte, Lev Kuznetsov.

La Duma o cámara de diputados de Rusia aprobó en mayo pasado la candidatura de Medvédev al cargo de primer ministro, con lo que se mantiene el tándem que ha dirigido este país desde 2008.

Putin, que revalidó en marzo pasado su cargo de presidente por otros seis años, ha encargado al Gobierno convertir a Rusia para 2024 en una de las cinco principales economías mundiales, cuando ahora ocupa el duodécimo lugar, a lo que contribuirá la reducción del gasto en defensa.

Eso incluirá la reducción a la mitad de los índices de pobreza, que afectan ahora a unas 20 millones de personas (un 13 % de la población); aumentar la esperanza de vida hasta los 78 años y mejorar anualmente la vivienda de 5 millones de familias.

Últimas noticias