Internacional

El nuevo Gobierno de Finlandia aumentará el gasto social con más impuestos

Los socialdemócratas cierran un acuerdo de coalición con otros cuatro partidos.

Los socialdemócratas cierran un acuerdo de coalición con otros cuatro partidos.

Siete semanas después de las elecciones, el líder socialdemócrata finlandés y vencedor de las mismas, Antti Rinne, ya ha cerrado su acuerdo de Gobierno con otros cuatro partidos. El SDP gobernará junto a los centristas del primer ministro saliente, Juha Sipila, los ecologistas, la Alianza de Izquierdas, y el Partido Popular Sueco (SFP). El nuevo Ejecutivo contará con una amplia mayoría de 116 diputados en un “Eduskunta” (Parlamento) de 200 escaños. El 14 de abril por primera vez ningún partido superó el 20% de votos, lo que ha obligado a conformar una amplia alianza. Los socialdemócratas vivieron una agónica victoria al vencer por solo un escaño y apenas 7.000 votos a los ultraderechistas Verdaderos Finlandeses (VF).

El nuevo pentapartito de centro izquierda tiene como objetivo revertir la política de austeridad y recortes emprendida por el país nórdico durante los últimos ocho años y revitalizar el alicaído Estado del Bienestar finlandés con una inversión de 1.230 millones de euros hasta 2023. “El objetivo del primer Gobierno de la próxima década es hacer una Finlandia sostenible social, económica y ecológicamente antes de 2030”, afirman lo socios de coalición tras tres semanas de intensas negociaciones.

El programa de gobierno contempla medidas para mejorar la cobertura de los desempleados, los pensionistas, los estudiantes, los trabajadores con pocos ingresos y las familias con hijos pequeños. Este aumento del gasto público se financiaría mediante una reducción de las desgravaciones fiscales de los hogares y una subida de impuestos que afectaría sobre todo a las rentas medias y altas, los carburantes, el tabaco y el alcohol. Para lograr sus ambiciones objetivos, Rinne confía en crear durante los próximos cuatro años 60.000 puesta de trabajo y elevar la tasa de empleo hasta el 75%.

Los analistas, sin embargo, se muestran más escépticos sobre las previsiones de crecimiento del flamante Gobierno de centro izquierda, dado que la economía finlandesa apenas creció dos décimas en el primer trimestre de este año. “Si la mayoría de los aumentos del gastos de realizan al comienzo de la legislatura y la tasa de creación de empleo no aumenta al ritmo de lo esperado, el Gobierno se enfrentará a un duro problema a mitad de mandato”, advierte Olli Karkkainen, economista de Nordea.

Según adelanta la televisión pública Yle, el reparto de las 19 carteras del Gabinete prevé que los socialdemócratas del SDP se queden con siete ministerios ( Asuntos Europeos, Administraciones Locales, Desarrollo y Comercio Exterior, Familia y Servicios Sociales, Transportes y Trabajo); los centristas, con cinco (Finanzas, Economía, Defensa, Agricultura y Ciencia y Cultura); Los Verdes, con tres (Exteriores, Interior y Medio Ambiente), y la Alianza de Izquierdas (Sanidad y Educación) y la minoría sueca (Justicia e Igualdad) con dos cada uno.

En su compromiso con el medio ambiente, el nuevo Gobierno de centro izquierda promete la huella de carbono cero para el año 2035. Además, el programa pactado incluye ampliar la educación obligatoria hasta el segundo ciclo de secundaria y formación profesional.