España suspende las exportaciones de material militar a Turquía

En 2018 vendió a Ankara armamento por valor de 162,5 millones de euros

En 2018 vendió a Ankara armamento por valor de 162,5 millones de euros

La pasada semana, la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, ya mostró su «preocupación» por la ofensiva turca en Siria y avisó de que estudiaría con la OTAN la continuidad de la batería de misiles «Patriot» que España tiene desplegada en Adana (Turquía) con 150 militares. Y ahora, el Gobierno va más allá y ha decidido «denegar nuevas licencias de exportación de material militar susceptible de ser utilizado en la operación en Siria».

Así lo anunció este martes tanto Moncloa como Exteriores en un comunicado, en el que condenan una intervención que «está teniendo desastrosas consecuencias humanitarias» y «da nueva vida a la organización terrorista Daesh». Por ello, considera que Turquía ha de resolverlas tensiones por «medios políticos y diplomáticos, no con acciones militares». En este sentido, Robles aseguró que «España va a estar siempre en contra de cualquier ejercicio de la violencia y va a condenar sin paliativos cualquier escalada militar».

En lo que a exportación de armamento por parte de España se refiere, los últimos datos de la Secretaría de Estado de Comercio corresponden al primer semestre de 2018 y de ellos se desprende que nuestro país realizó exportaciones de material de Defensa a Turquía por valor de 162,5 millones, el 9,5% del total, que ascendió a 1.705,2 millones. De hecho, es el cuarto país que más armamento compró a España, tras Alemania (550 millones), Reino Unido (333) y Arabia Saudí (183,4 millones). Además, autorizó ventas por un importe de 11,6 millones, de los que 10,8 eran para municiones.

Unas exportaciones, las destinadas a Turquía, que en su mayoría se deben al avión de transporte A400M, incluyendo repuestos y otros equipos. Un material éste por valor de 152,3 millones de euros. Además, España le vendió también material y tecnología de doble uso por más de 2,6 millones, y munición y armas por un millón. En 2017, las exportaciones a este país ascendieron a 142,6 millones, mientras que en 2016 apenas alcanzaron los 85 millones.

En cuanto al futuro de la batería «Patriot», desplegada desde 2015 para proteger al país de posibles ataques con misiles desde Siria, será el día 24, en la reunión de ministros de la OTAN, cuando valorarán su continuidad.