Actualidad

España ve motivos políticos en la causa contra el venezolano Hugo Carvajal

No se extradita a EE UU por «delitos militares». La Audiencia Nacional rechaza la extradición del ex general chavista porque se le reclama por su papel como jefe militar de Inteligencia

No se extradita a EE UU por «delitos militares». La Audiencia Nacional rechaza la extradición del ex general chavista porque se le reclama por su papel como jefe militar de Inteligencia.

Publicidad

La Audiencia Nacional cree que la petición de extradición cursada por Estados Unidos para conseguir la entrega del ex general chavista Hugo Armando Carvajal, «el Pollo», por delitos de narcotráfico «se fundamenta en una motivación política». Así lo argumentan los magistrados de la Sección Tercera de lo Penal del citado tribunal que han rechazado la extradición del ex militar –detenido en España el pasado abril con un pasaporte falso cuando visitaba a su hijo–, que reprochan a las autoridades norteamericanas que en su petición no se precise «qué actos concretos de carácter delictivo» realizó el que fuera director de la División de Inteligencia Militar (DIM) de Venezuela tanto con Hugo Chávez como con Nicolás Maduro.

El tribunal –integrado por los magistrados Alfonso Guevara, Ángeles Barreiro y Clara Bayarri– considera que la documentación remitida tanto por el Tribunal Federal para el Distrito Sur de Nueva York como por la Fiscalía estadounidense adolece de una «descripción de hechos huérfana de determinación tanto local como temporalmente», en relación con el ex general venezolano, que el pasado lunes fue puesto en libertad (permanecía en prisión provisional en la cárcel de Estremera desde su detención). En definitiva, una «conducta abierta, abstracta e incompleta», se queja el tribunal español, que impide a la Audiencia Nacional valorar la existencia de indicios delictivos en la conducta del reclamado que hagan posible su entrega.

Publicidad

Y en todo caso, añade la Sala, aunque EE UU hubiese detallado los indicios incriminatorios contra Carvajal, «independientemente de lo repudiable que fuera la actividad» desplegada por el ex general y otros altos funcionarios «en su estrategia contra Estados Unidos», la extradición no sería posible al tratarse de un «delito militar», lo que es «causa obligatoria de denegación de la extradición».

Publicidad

Y es que para los magistrados la conducta que las autoridades norteamericanas imputan al ex militar –atacar intereses de Estados Unidos mediante el transporte hacia EE UU de grandes cantidades de cocaína, «proveyendo de armas a las FARC como pago de la sustancia o facilitando a los guerrilleros protección armamentística»– se refieren «indudablemente al ejercicio del servicio de inteligencia militar».

Una actuación que, recalca la Audiencia, «no se puede desligar» de la misión que Carvajal, como militar y responsable del servicio de inteligencia, «llevaba a cabo bajo las órdenes y directrices» del presidente de Venezuela. Los magistrados subrayan –recuerdan citando la propia documentación remitida por Estados Unidos en sustento de su petición de entrega– se produjo «bajo la orden del presidente Chávez, ayudando al Gobierno de Venezuela a permitir y facilitar el narcotráfico hacia Estados Unidos».

Esos hechos supuestamente de carácter delictivo, mantiene el tribunal español, se enmarcarían por tanto dentro de la estrategia del presidente venezolano de «atacar intereses» estadounidenses «en coordinación con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)».

Publicidad

La Fiscalía estadounidense imputa a Carvajal los delitos de conspiración de narcoterrorismo, conspiración para importar cocaína a Estados Unidos y conspiración para poseer ametralladoras y dispositivos destructivos para promover un delito de narcotráfico por ser supuestamente miembro, entre 1999 y 2019, «de una organización venezolana de traficantes compuesta por altos funcionarios» conocida como «el Cartel de los Soles» (al que pertenecían también Chávez y dos vicepresidentes, Tareck El Aissami y Diosdado Cabello). Uno de los objetivos de este cartel, hacen hincapié las autoridades norteamericanas, era «inundar Estados Unidos con cocaína».

Por orden de Chávez y Maduro

Estados Unidos vincula directamente al ex general venezolano y a otros miembros del cartel con «cargamentos de varias toneladas de cocaína (aunque solo especifica uno de 5,6 toneladas desde Venezuela a México en 2006 a bordo de un jet DC-9).

Carvajal se opuso a su extradición y denunció que EE UU solo pretendía con su entrega «obtener información» sobre Maduro y argumentó que sus contactos con las FARC siempre fueron por orden del presidente venezolano y el beneplácito de las autoridades de Colombia «en orden al proceso de paz».

Los magistrados españoles –que han rechazado la extradición del ex general Hugo Carvajal en contra del criterio de la Fiscalía Antidroga– aseguran que la petición de extradición no detalla el papel del ex general venezolano más allá de la afirmación de que él y otros miembros del «Cartel de los Soles» usaron la cocaína «como arma contra Estados Unidos» y contactaron con terroristas y narcotraficantes de América del Sur para despachar a Estados Unidos «miles de kilogramos» de esa droga en cargamentos protegidos por seguridad «fuertemente armada» desde 1999 hasta la actualidad.