Internacional

Invasión

Las abejas, las otras “aliadas” de Ucrania: Así han provocado la retirada de las tropas rusas de varias zonas

En preparación para una gran batalla en Donbás, otro inconveniente ha aparecido contra Rusia

Una abeja africanizada se posa sobre una hoja el 18 de mayo de 2021, en San José (Costa Rica).
Una abeja africanizada se posa sobre una hoja el 18 de mayo de 2021, en San José (Costa Rica).Jeffrey ArguedasAgencia EFE

No hay mayor beneficio que pueda satisfacer al ser humano que no se encuentre en la propia naturaleza. Asimismo, Confucio decía que si sirves a la naturaleza, ella te servirá a ti. Una frase clave que se puede aplicar a la actual situación en Ucrania tras la invasión de Rusia.

La mayoría de las abejas no atacan sin razón, sino que lo hacen con más frecuencia cuando se sienten atacadas e intentan invadir su territorio, es decir, las colmenas donde almacenan la miel. Es probable que los soldados rusos se dispusieran a saquear estos nidos en busca de comida mientras se encontraban en territorio ucraniano. Obviamente, se toparon con una respuesta de los insectos.

Al menos tres soldados rusos murieron y otros veinticinco resultaron heridos desde el comienzo de la guerra ordenada por el presidente ruso, Vladimir Putin, en la madrugada del 24 de febrero, según indican varios medios.

En preparación para una gran batalla en Donbás, Rusia está tratando de mejorar la coordinación entre varios grupos de su ejército. Desde los últimos días, las tropas rusas están abandonando ciudades como Kiev, la capital, para centrarse en el este del país y la región de Donbás. El Pentágono alertó el pasado lunes de que un convoy militar ruso se está dirigiendo al este de Ucrania, hacia la población de Izium, aparentemente para enviar refuerzos a la región oriental del Donbás. “Creemos que esta es la primera etapa en el intento de reforzarse por parte de los rusos en el Donbás, no está claro cuántos vehículos van en este convoy y qué llevan exactamente”, indicó el portavoz del Departamento de Defensa de EE.UU., John Kirby, en una rueda de prensa.

No obstante, la inteligencia de varios países de la OTAN no descarta que Rusia contrataque en las grandes ciudades y que esto solo sea “una táctica” para que los ucranianos se retiren y así, tener el terreno más despejado.

Varios de los ataques de estos insectos a los invasores tuvieron lugar en la región de Jersón, tomada al principio del conflicto por las tropas rusas, según explica Daily Star. El veneno de la picadura de abeja es mortal porque está compuesto de proteínas que actúan sobre las células de la piel y activan el sistema inmunitario, lo que provoca una gran inflamación en el lugar de la picadura, así como también en el resto del cuerpo.

Los síntomas de las picaduras de abejas pueden incluir hinchazón de la garganta, labios y la boca. Además, también puede causar latidos rápidos, caída repentina de la presión arterial, dificultad para respirar, irritación de la piel, náuseas... Algunos logran sobrevivir, pero otros, en especial a los que son alérgicos, sucumben al veneno de la abeja.

Por otra parte, la Fiscalía de Ucrania ha informado este lunes de que ya son 183 los niños muertos desde que comenzó la invasión del territorio el pasado 24 de febrero por orden del presidente de Rusia, Vladimir Putin. En un comunicado, la entidad ha indicado, además, que otros 342 menores han resultado heridos a causa de los ataques, si bien son más de 525 los que se han visto afectados por la violencia, especialmente en zonas como Kiev, Járkov, Chernígov, Mikolaiv, Lugansk, Zaporiyia, Sumy y Yítomir. Desde que comenzó la guerra han muerto 1.793 civiles en todo el país, según estimaciones de la ONU, que alerta de que esta cifra podría ser mucho más alta. Asimismo, el Fondo de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha confirmado que más de 4,5 millones de ucranianos han escapado de su país desde el principio de la invasión rusa, el 24 de febrero.