El efecto contagio de los ultras europeos

Marine Le Pen, en Francia y los xenófobos holandeses piden un referéndum para salir de la UE.

Marine Le Pen
Marine Le Pen

«Como llevo pidiendo desde hace años, ahora hace falta el mismo referéndum en Francia y en los países de la Unión Europea», ha afirmado Marine Le Pen a través de su cuenta en la red social Twitter.

Uno de los mayores temores en el seno de la UE al Brexit era el hecho de que su éxito sirviera para dar alas a los partidos euroescépticos, que cada vez cuentan con más apoyo entre la sociedad, en gran parte, provocado por la crisis migratoria. Y así fue, tras conocerse el resultados las formaciones ultras del Viejo Continente salieron a la palestra para felicitarse por el «éxito» del referéndum y por ende, del de su colega anti-UE británico Nigel Farage, líder del UKIP.

FRANCIA

Marine Le Pen estaba exultante ayer. Para la líder del Frente Nacional ha sonado la hora del Frexit. Le Pen fue la primera voz que se escuchó para comentar los resultados del referéndum británico. «Como he pedido durante años, ahora hace falta el mismo referéndum en Francia y en los países de la Unión Europea». «Sí, es posible salir de la Unión Europea», afirmó Marine Le Pen desde la sede de su partido. Detrás de ella, un cartel donde aparecía el texto «Brexit, y ahora ¡Francia!» sobre la foto de dos puños que se liberan de las cadenas formadas por las estrellas de la Unión Europea. La líder de la ultraderecha gala está convencida de que gracias al Brexit, el tema de Europa estará en el meollo de la campaña por las elecciones presidenciales que se celebran en Francia dentro de un año. Prometió que ahora estará «atenta a los comportamientos de las instituciones europeas» para que respeten el voto británico. «Sería inadmisible que la UE se comportase como Nicolas Sarkozy lo hizo con el no francés de 2005», dijo en referencia al no a la Constitución Europea, que Sarkozy transformó en el Tratado de Lisboa. Le Pen a está convencida de que «Reino Unido ha iniciado un movimiento que no se detendrá» y espera que «surjan iniciativas que provoquen tantas réplicas como sea posible de este Brexit». También prometió que si el año que viene es elegida presidenta de la República, en seis meses tendrá diseñado un referéndum para que los franceses decidan.

PAÍSES BAJOS

El líder holandés del partido de extrema derecha y antimusulmán PVV, Geert Wilders, fue el primero de los populistas que salió a pedir un referéndum «lo antes posible» sobre la permanencia de los Países Bajos en la UE, que ya tiene su propio nombre Nexit. Sin embargo, aunque una encuesta de principios de mes reveló que únicamente el 38% de los holandeses se muestra favorable a la celebración de una consulta al estilo británico. Holanda, un estrecho aliado del Reino Unido a la hora de luchar por menos burocracia en Bruselas y por que desde la capital belga sólo se tomen decisiones que realmente sirvan a los ciudadanos, tiene ya experiencia a la hora de generar un seísmo en la UE por el rechazo de los holandeses en 2005 a la ratificación de la Constitución europea.El apoyo a Wilders es hoy tres veces mayor que en las elecciones de 2012, y algunas encuestas recientes aseguraban en marzo que su partido sería la formación más votada en Holanda, que celebra comicios generales el próximo año.

ITALIA

«Una bofetada a Europa». Para Matteo Salvini, líder de la Liga Norte y parlamentario europeo, esto es lo que representa el referéndum del Reino Unido para salir de la UE. El político, cara visible del federalismo y populismo transalpino; aprovechó o el resultado del Brexit para aumentar el euroescepticismo en Italia. «¡Viva la valentía de los ciudadanos libres! Corazón, cabeza y orgullo derrotan mentiras, amenazas y chantajes. Gracias, Reino Unido, ahora nos toca a nosotros», publicó el líder en Twitter. El clima político en el que Salvini trata de consolidarse en cuanto líder de la federalista Liga Norte; tiene mucho que ver con la fragmentación del centro derecha italiano causado por la progresiva decadencia política.

AUSTRIA

El líder del partido ultranacionalista y euroescéptico austriaco FPÖ, Heinz Christian Strache,felicitó a los británicos por «recuperar» su soberanía, una decisión que, aseguró, es una reacción a la «continua locura migratoria». Según el líder ultra, si la Unión Europea no inicia un profundo proceso de reformas, acabará desapareciendo. Strache pidió la devolución de competencias a los parlamentos nacionales, la reforma de las instituciones comunitarias y la suspensión del espacio de libre circulación de Schengen.

ALEMANIA

Los eurófobos germanos celebraron con júbilo la respuesta británica y culparon a la canciller Ángela Merkel del resultado. El partido populista de extrema derecha AfD (Alternativa para Alemania), una formación que ya se dibuja como tercera fuerza de cara a los comicios de 2017, no tardó en alzar su voz y pedir un referéndum similar en Alemania. «Los británicos ya se han pronunciado. Queremos que también se nos pregunte a nosotros», exigió desde las redes sociales uno de los líderes de AfD, Joerg Meuthen. En Alemania, nunca se ha celebrado un referéndum a nivel federal y su Ley Fundamental no lo contempla, aunque tampoco lo prohíbe explícitamente. Una de las reacciones más exaltadas de los dirigentes de este partido vino de la mano de la diputada del Parlamento Europeo por AfD Beatrix von Storch, que dijo: «El 23 de junio es un día histórico: el día de la independencia de Gran Bretaña». Aunque AfD nació con una clara vocación euroescéptica, en los últimos años ha reorientado su política hacia una oposición frontal a la acogida de refugiados, lo que le ha servido para recolectar el apoyo de un número creciente de ciudadanos descontentos con la gestión de Merkel.

Informacón elaborada por: Asunción Serena (París), Itiziar Matamoros, (Berlín) y Manuel Tori (Roma)