La pesadilla de la joven enviada a la fuerza a EE UU con una madre que no era la suya

La pesadilla de Alondra Luna comenzaba cuando la Policía se la llevaba a la fuerza de su colegio en Guanajuato, México. La adolescente de 14 años era trasladada a Estados Unidos junto a una mujer que decía ser su madre.

Una estadounidense de origen mexicano aseguraba que Alondra era la niña que su expareja había secuestrado hacía ocho años. No le hicieron pruebas de ADN en México, pero sí en Texas. Entonces se demostró que todo era un error y la joven ha podido volver a México.

"Yo le pido a la señora Dorotea que me haga la prueba de ADN porque yo no iba a estar en paz, entonces aceptó. El lunes nos hacemos la prueba de ADN y sale negativo", contaba Alondra Luna al regresar a su país. "Lo que yo quiero es estar con mi hija", decía su padre. Final feliz. Alondra vuelve a disfrutar de su familia.