Política

La Policía recomienda acusar de corrupción a los Netanyahu

El primer ministro habría favorecido a la principal compañía de telecomunicaciones de Israel, el grupo Bezeq

Netanyahu asistió ayer a la reunión semanal del consejo de ministros / EFE
Netanyahu asistió ayer a la reunión semanal del consejo de ministros / EFE

El primer ministro habría favorecido a la principal compañía de telecomunicaciones de Israel, el grupo Bezeq.

La Policía israelí anunció ayer que tenía evidencias suficientes para presentar cargos contra el primer ministro hebreo, Bejanmin Netanyahu, y su mujer por robo y fraude en el tercer caso de corrupción contra el líder israelí. Las autoridades alegaron que Netanyahu otorgó favores a la empresa líder de telecomunicaciones israelí, Bezeq Telecom Israel, a cambio de más cobertura positiva para él y su mujer en la página web, Walla, propiedad de la compañía. Netanyahu, por su parte, niega cualquier tipo de irregularidad. Si es acusado, el «premier» de Israel (esta es su cuarta legislatura) haría frente a uno de los mayores retos de su carrera política.

Tras meses de investigación y más de medio centenar de testimonios, la Policía concluyó en el cierre de la investigación que «hay pruebas suficientes» para acusar a los Netanyahu de «delitos de soborno, fraude y abuso de confianza», y a Sara, además, por «obstrucción a la Justicia».

Las sorprendentes conclusiones de la investigación de la Policía del conocido como «caso 4.000» llegan justo después de que la mayoría de su coalición de derechas se redujera a un precario escaño en el Parlamento. La decisión final recae en el fiscal de Israel, quien todavía está considerando si acusará a Netanyahu en los otros dos casos anteriores. Estos se refieren a las sospechas de que Netanyahu aceptó regalos de empresarios e intentó llegar a un acuerdo con un magnate de los medios de comunicación diferente para obtener una mejor cobertura a cambio de las restricciones en un periódico de la competencia. La mayoría de los socios de la coalición de Netanyahu han dicho que esperarán a la decisión del fiscal general antes de tomar una decisión sobre cómo reaccionar ante las acusaciones. Sin embargo, las averiguaciones de la Policía han desatado las críticas de la oposición, que pide su dimisión así como elecciones anticipadas.

Algunos analistas opinan que Netanyahu podría convocar una votación anticipada a la luz de los procedimientos legales en su contra. Las próximas elecciones no se realizarán hasta noviembre de 2019. Pero Netanyahu puede querer solicitar un mandato renovado al pueblo, lo que obliga a un fiscal a pensar dos veces antes de acusarlo.

En la declaración conjunta de ayer junto a la Autoridad de Valores de Israel, la Policía informó de que también encontraron pruebas suficientes para acusar de soborno a Shaul Elovitch, un amigo de la familia de los Netanyahu. Reuters.