MENÚ
miércoles 23 enero 2019
23:10
Actualizado

Loretta Napoleoni: «Europa se había olvidado de lo que es estar en guerra»

Experta en terrorismo, asegura que con bombardeos no se acabará con el Estado Islámico

Tiempo de lectura 5 min.

23 de noviembre de 2015. 04:30h

Comentada
23/11/2015
Loretta Napoleoni
- Loretta Napoleoni

Es una de las mayores expertas en el análisis de la estructura y financiación de las organizaciones terroristas, entre ellas, el Estado Islámico. En su libro «El fénix islamista» (Paidós) echa mano de su experiencia como economista y periodista para hacer una radiografía de la organización liderada por Abu Bakr al Bagdadi.

-¿Los ataques de París consolidan la construcción del Estado Islámico dentro y fuera de Oriente Medio?

-Forman parte de su estrategia para atacar a su enemigo: las fuerzas de la coalición que operan en Siria e Irak. Sin embargo, el EI no organizó el ataque de París de igual modo que Bin Laden no organizó los ataques del 11-S. Es un atentado que ha sido planificado en Europa por yihadistas europeos, no fue orquestado en Raqa, ni recibieron una orden desde allí. Además los terroristas de París no tenían grandes habilidades. Los que querían atacar en el estadio de Francia no tenían tickets para entrar, otro se dejó un teléfono móvil con los contactos... ¿Puede imaginar a ETA haciendo algo así? Es absurdo.

-Sin embargo, el impacto internacional ha sido impresionante y beneficia a la campaña mediática del EI...

-Por supuesto. Sin embargo, lo que han hecho es algo muy sencillo: un atentado contra objetivos blandos. No requiere de una estructura o gente capacitada. En el caso del IRA cuando iba a actuar llamaba a la Policía y decía: hay una bomba en tal sitio y explotará en una hora. Su intención no era matar civiles de manera masiva. Tenían una agenda política, al igual que ETA. Los terroristas del EI quieren matar al mayor número posible de civiles. Es un tipo de terrorismo diferente a lo que hemos visto hasta ahora. Quieren traer la sensación de miedo de terror a Europa. No tienen un objetivo concreto, no matan a alguien concreto, asesinan de manera masiva.

-Usted es experta en sistemas de financiación de organizaciones terroristas. ¿Es el petróleo la gran baza del EI? ¿Son los compradores responsables del éxito y fortaleza de los yihadistas?

-Claro que el petróleo es clave. El EI vende en toda la región, pero no a países ni a grandes corporaciones. Trabajan en el mercado negro. Si estás en Alepo y no hay gasolina para abastecer a las ambulancias, se compra en el mercado negro, y ese mercado negro se abastece del petróleo del EI. Así de sencillo. Esto es la guerra. Los europeos hace mucho tiempo que no están en guerra y se han olvidado de lo que esto supone.

-¿Existe una solución diplomática para frenar la ira yihadista?

-Sí. Yo no creo que la guerra contra este movimiento sea la solución. Por su puesto que no se puede contar con Bagdadi, líder del EI. No es un interlocutor posible, pero sí se pueden entablar conversaciones con líderes regionales de los países en los que opera el EI. Aún así, ¿alguien ha intentado hablar con Bagdadi? ¿Por qué no se intenta? Todo es posible. Y lo que es especialmente importante es que debemos de contar con Rusia para solucionar la crisis siria. Sin Putin a bordo, no se alcanzará una solución.

-¿La alianza Francia-Rusia tendrá buenos resultados? ¿Qué papel deben jugar los países árabes?

-Rusia no está colaborando con Francia, no está con la OTAN. Putin bombardea donde le da la gana. No luchan juntos, no coordinan los ataques. Los países del Golfo no creo que sean parte de la solución en Siria, más bien ellos son parte de todo el problema. Ellos dieron a luz al EI. Rusia es en este momento el jugador más fuerte, es el único presente en la zona que puede formar parte de la solución. Tenemos que ser conscientes de que estamos asistiendo a la caída del orden mundial que había hasta ahora. Es un auténtico desastre. Mire, si bombardeamos ahora Siria y acabamos con el EI, dentro de cinco años tendríamos un fenómeno igual en Egipto o Libia...y volveríamos a la misma situación. Es una pesadilla que siempre vuelve. La gente se olvida que ésto ya lo hemos vivido.

-¿Cuáles son las fortalezas y las debilidades del EI en este momento?

-El Estado Islámico está muy bien formado en ciertos aspectos, luchando en el terreno en Siria y en Irak, por ejemplo, así como su estructura en las redes. Sin embargo, tiene fuertes debilidades en lo que es su organización fuera de este territorio. Es conveniente dejar claro que el EI no está en Europa. No es una organización terrorista en Europa, que conozca dicho terreno, como sí podría serlo ETA o el IRA.

-¿Hacia dónde va el “califato”?

-No sabemos hacia dónde puede avanzar el Califato, pero ni si quiera ellos los saben. Es imposible que cumplan su intención de llegar hasta Córdoba. Lo que sí es cierto e indiscutible es que su área de influencia es mucho más grande de lo quera hace 15 meses. No creo que el ataque de París les sirva para conseguir más éxitos sobre el terreno, lo que les sirve es de propaganda contra los occidentales que operan en la lucha anti Estado Islámico. Sin embargo, esto no cambia su estrategia ni supone un punto de inflexión.

-¿Qué riesgos conlleva el “cibercalifato”?

-El “ciber Estado Islámico” es más peligroso y difícil de controlar que el EI físico, porque está en todos los sitios. Pero este problema es algo intrínseco al avance tecnológico y de Internet, es un riesgo que va de la mano con esta situación. Es incontrolable. Sus mensajes de propaganda llegan a todas partes y no hay forma de controlarlo completamente. Nadie sabe lo que hacer.

-¿Cuál es el grado de influencia del Estado Islámico sobre las células que operan en Occidente?

-No es el Estado Islámico el que dice a las células yihadistas en las diferentes partes del mundo lo que hacer en cada momento. Aquí y ahora. No. Todo forma parte del fenómenos antiimperialista, de odio a Occidente. Por supuesto que existe una interconexión, pero no órdenes jerárquicas concretas. La gente se une a ellos en su lucha contra el “imperialismo”, es una forma de vida para ellos. Es un movimiento global que va más allá de los líderes que encabezan estas organizaciones. No se puede decapitar este movimiento.

-¿Las medidas de seguridad que se están implantando en Europa impedirán nuevos ataques?

-Todas la medidas que se implantan en Europa son inútiles: refuerzo de las fronteras, aumentar los controles, cambiar la Constitución, declarar el estado de emergencia... Es ridículo reaccionar así, es la misma reacción que tuvo George W. Bush tras el 11S. No es cuestión de limitar las libertades para solucionar esta situación. El problema no está aquí, está en Oriente Medio. Hasta que no se establezca el orden allí tendremos el problema aquí. Si reducimos las libertades nuestra democracia se convertirá en una dictadura.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs