Uno de los terroristas detenidos en Bruselas estuvo en París

Uno de los detenidos en Bruselas alquiló el coche usado en el ataque a la sala Bataclan

El ministro de Justicia de Bélgica, Koen Geens, confirmó hoy a la emisora flamenca "Radio 1"que varias personas fueron detenidas en el barrio de Molenbeek, en Bruselas, en el que se produjeron registros en relación con los atentados de ayer de París.

El primer ministro belga, Charles Michel, ha confirmado que al menos uno de los tres detenidos este sábado en el distrito de Molenbeek (oeste de Bruselas) estuvo en París en la noche del viernes, cuando una cadena de atentados coordinados dejó al menos 120 muertos.

"No puedo dar datos de la investigación (...), pero hay sospechas de que una de las personas detenidas podría haber estado anoche en París", ha declarado Michel en declaraciones a la cadena RTBF recogidas por Europa Press.

El primer ministro belga ha añadido que "siguen en marcha"las investigaciones y operaciones policiales en Bélgica y, si bien el nivel de alerta en el país no se ha modificado por el momento y se mantienen en el 2, sí se ha elevado parcialmente para circunstancias concretas como eventos multitudinarios.

Las fuerzas de seguridad belgas lanzaron varias operaciones simultáneas pasado el mediodía en Molenbeek, después de que varios elementos de la investigación apuntaran hacia Bélgica y de que la Fiscalía gala notificara cuatro órdenes judiciales de detención.

Un Volkswagen Polo de color oscuro localizado en las inmediaciones del teatro Bataclan de París, en donde se produjo la mayor matanza, fue alquilado en Bélgica por un ciudadano francés con residencia en Molenbeek.

Las fuerzas de seguridad belgas se han incautado de otro vehículo en el curso de las redadas y su conductor también ha sido arrestado. El ministro de Justicia, Koen Geens, ha confirmado también en declaraciones a la prensa belga que al menos uno de los detenidos en Bruselas estaba fichado.

Según publica el diario 'La Dernire Heure', al menos tres de los terroristas implicados en los atentados del viernes vivían en Bélgica, aunque esta información no ha sido confirmada oficialmente.

Otro de los detenidos era un francés que había alquilado el coche en el que los terroristas llegaron a la sala de fiestas Bataclan, donde perpetraron una masacre, afirmó hoy el fiscal de París, François Molins.

El hombre fue arrestado en un control policial junto a otros dos individuos en Bélgica, indicó Molins, que señaló que ninguno de los tres estaba fichado en Francia.

Geens explicó que varios testigos habían visto en las inmediaciones de la sala Bataclan de París un coche con matrícula belga.

"Probablemente se trate de un coche alquilado en Bélgica", señaló, y explicó que las pesquisas se centran ahora en intentar encontrar ese vehículo y aclarar quién lo alquiló.

El ministro no pudo confirmar que hubiese un segundo coche con matrícula belga en otro de los atentados.

Tampoco pudo aclarar si los terroristas tenían nacionalidad belga.

"La identificación de los atacantes es muy difícil", sostuvo Geens.

La Fiscalía federal de Bélgica tiene previsto ofrecer una rueda de prensa en la que informará sobre las investigaciones.

El órgano de coordinación para el análisis de la amenaza (OCAM, en francés) está valorando en estos momentos incrementar al nivel más elevado la alerta por amenaza terrorista en Bélgica, según informa el portal digital "De Redactie".

El Ministerio del Interior de Bélgica comenzó a investigar esta mañana si uno de los coches de los terroristas que atentaron anoche en varios puntos de París tenía matrícula belga, después de que algunos testigos apuntaran aparentemente en esta dirección, informó hoy el diario belga "Het Laatste Nieuws"en su edición digital.

El primer ministro belga, Charles Michel, que presidió hoy una reunión del consejo nacional de seguridad, no quiso hacer comentarios acerca de esta posibilidad, al subrayar que no reaccionará a información de carácter judicial.

El Gobierno belga decidió anoche introducir controles fronterizos con Francia en carreteras, aeropuertos y estaciones de tren a raíz de los atentados terroristas en París.

Además, hoy ha ordenado al conjunto de la Policía local del país elevar el nivel de seguridad y vigilancia, lo que implica también "registros sistemáticos"a la entrada de eventos públicos.

El barrio de Molenbeek es un suburbio de la capital belga con amplia presencia de población musulmana y en el que ya tuvo lugar otra operación policial el pasado mes de enero tras los atentados también en París contra "Charlie Hebdo". De hecho, en aquella ocasión el operativo antiterrorista se desarrolló en seis ciudades del país, incluida la capital, que se saldó con dos terroristas muertas, 13 detenidos y la incautación de numersosas armas y explosivos.

"Se ha desmantelado varias células terroristas cuyo objetivo era matar a policías", indicó Thierry Wertz, de la Fiscalía federal durante una conferencia de prensa en Bruselas.