Patrulleros del agua para frenar la sequía

Supervisan que se cumpla la ordenanza estatal que obliga a reducir el consumo un 25% en toda California.

El Estado de California, en Estados Unidos, sufre este año una intensa sequía que está disparando las alarmas. Y desde comienzos de este mes de abril vecinos y empresas están obligados a cumplir una ordenanza a nivel estatal, que por primera vez en la historia obliga a una reducción del consumo de este bien fundamental.
El gobernador Jerry Brown la aprobó y encarga a

«policías» del agua que patrullen por la ciudad supervisando el cumplimiento de la ordenanza. Puerta por puerta informan a los vecinos de la nueva norma y les entregan tarjetas informativas. Intentan acabar con el derroche porque, pese a cambiar la instalación de toda la ciudad a inodoros de bajo flujo, el mayor ahorro de este bien llegará de frenar el riego del césped. Las tormentas de diciembre y febrero ayudaron a reponer algunos embalses del Estado, pero la mayoría continúan, a día de hoy, por debajo de los promedios históricos. (Informa Atlas).