Qatar advierte de una «catástrofe» en Idlib si continúan los bombardeos

El ministro de Asuntos Exteriores Mohamed Abdulrahman al Thani se encuentra de visita oficial en España

Pedro Sánchez, y el viceprimer ministro y ministro de Relaciones Exteriores de Catar, Sheikh Mohammed bin Abdulrahman Al-Thani. EFE/Fernando Alvarado
Pedro Sánchez, y el viceprimer ministro y ministro de Relaciones Exteriores de Catar, Sheikh Mohammed bin Abdulrahman Al-Thani. EFE/Fernando Alvarado

El ministro de Asuntos Exteriores Mohamed Abdulrahman al Thani se encuentra de visita oficial en España

El ministro de Exteriores de Qatar, Mohamed Abdulrahman al Thani, denunció la pasividad de la comunidad internacional para frenar una “catástrofe” en la región siria de Idlib y evitar que las fuerzas del régimen pongan en marcha una operación militar a gran escala para controlar la provincia.

Durante un encuentro con periodistas, en el que participó LA RAZÓN, el jefe de la diplomacia catarí lamentó que “todo el mundo condene y muestre su preocupación” pero no haya ninguna acción concreta para evitar el sufrimiento de los miles de civiles que se encuentran atrapados allí. De hecho, aseguró que su país formaría parte de “cualquier iniciativa global que evite esta catástrofe humanitaria”.

Minutos antes de iniciar su ronda de encuentros con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell y el Rey, el ministro afirmó que la presencia de grupos terroristas es tan solo una “justificación” para Bashar Al Assad porque hay organizaciones terroristas en toda la región.

Al Thani también mostró su preocupación sobre la repercusión que está nueva ofensiva militar puede tener sobre Turquía, país limítrofe con la provincia que probablemente será utilizado como vía de escape de los civiles en caso de recrudecimiento de los bombardeos. No en vano, son muchos los analistas que advierten de las graves consecuencias de una escalada militar en esta provincia, situada en el noroeste del país, que podría generar otra crisis migratoria como la de 2015.

Qatar, país que apoya públicamente a Occidente en su lucha contra el terrorismo, también criticó el plan ruso de repatriación de refugiados que abandonaron el país al estallar el conflicto: “¿cómo van a confiar en el presidente sirio tras todos los crímenes que ha cometido contra su pueblo”, se preguntó.

Durante el encuentro con los medios de comunicación se refirió a otros muchos conflictos latentes en la región, entre ellos el bloqueo de sus vecinos del Golfo. El 5 de junio de 2017 Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto anunciaron un boicot económico contra Qatar, acusando al pequeño país del Golfo de crear inestabilidad en la región apoyando a grupos terroristas. Quince meses después, el pequeño y desértico estado parece que no ha colapsado y sigue queriendo ser un importante actor regional: “Seguimos adelante y buscando nuevas oportunidades de desarrollo” para asegurar el bienestar de la población, subrayó el ministro.

Sobre la posibilidad de una acercamiento con sus vecinos se mostró dispuesto a sentarse en las mesa con ellos siempre y cuando se respete su soberanía y no se impongan condiciones previas. En su opinión, el bloqueo ha ayudado a la economía catarí a buscar nuevos socios y abrirse al exterior. “Cambió nuestra economía y a nuestra sociedad”, reconoció.

De hecho, aseguró que su primera visita oficial a España tiene un importante carácter económico ya que “confía” en seguir desarrollando la relación comercial e inversiones entre ambos países. En ese sentido, aseguró que el Mundial de fútbol 2022 es una gran oportunidad para las compañías españolas. Por otro lado, el jefe de la diplomacia catarí evitó valorar la tensión entre Arabia Saudí y España por la revisión de la venta por parte de España de 400 bombas.