«Culo de acero» y «arrogante», los piropos de Bush padre al equipo de su hijo

El expresidente de Estados Unidos entre 1989 y 1993, George H. W. Bush.
El expresidente de Estados Unidos entre 1989 y 1993, George H. W. Bush.

¿Qué piensa el padre de Bush de todo esto? La pregunta surge de manera instantánea cuando se reflexiona sobre la respuesta de su hijo al 11-S y la invasión en Irak. Ahora tenemos la respuesta.

Siempre ha sido una pregunta inevitable: ¿Qué piensa el padre de Bush de todo esto? Surge de manera instantánea cuando se reflexiona sobre la respuesta de su hijo ante el ataque del 11 de septiembre y la invasión en Irak. Al fin y al cabo, Bush Senior, es decir el presidente George H. W. Bush, siempre destacó por su estrategia en política exterior. Y en el Partido Republicano, se lamentan todavía de que Bill Clinton le ganase las elecciones y evitase así un segundo mandato de este querido presidente conservador, que tiene ahora 91 años.

Ahora, el libro de Jon Meacham, "Destiny and Power: The American Odyssey of George Herbert Walker Bush", arroja luz sobre lo que ha pensado el padre de Bush durante todos estos años. Ha tomado por sorpresa. Hasta el momento parecía que se sabía: Bush Junior lo había explicado en el libro que escribió de su padre: "41: A Portrait of My Father". "Los dos sabíamos que era la decisión que sólo se puede tomar por un presidente. Hablamos del asunto, sin embargo. En las Navidades de 2002, en Camp David, puse al día a Papá de nuetsra estrategia", escribió el presidente que dio la orden de invadir Irak sobre su conversación en la residencia de descanso oficial de los presidentes de Estados Unidos. Entonces, su padre le dijo: "¿Ya sabes lo difícil que es la guerra, hijo, tienes que intentar lo que sea para evitar la guerra. Pero, si el hombre no cumple, no tienes opción", escribió entonces sobre la conversación con su padre meses antes de atacar Irak en marzo de 2003.

En cambio, el presidente George H. W. Bush se desquita con el nuevo libro arriba citado. Y deja claro las dudas sobre la respuesta de su hijo el presidente George W. Bush ante los ataques del 11 de septiembre y la invasión de Irak. Sobre todo porque carga contra el equipo de guerra de su hijo, el cual había formado parte del suyo. Lo peor se lo ha llevado el jefe del Pentágono de su hijo Donald Rumsfeld, a quien Bush Senior llama "tipo arrogante". Creo que sirvió muy mal al presidente", indicó al autor del libro Meacham, según se escribe en el periódico "The New York Times", que ha tenido acceso a las galeradas del libro.

"Nunca he sido cercano a ese hombre de todas maneras. Le falta humildad, no sabe ver lo que el otro piensa. Es más de dar una patada en el culo y coger los nombres, los números. Creo que pagó por eso", indicó en clara referencia a la dimisisión de Rumsfeld en 2006 después de que la situación en Irak se complicase. De momento, el hijo sólo ha respondido en un comunicado, donde asegura estar orgulloso de su equipo. Bush también tuvo palabras para el vicepresidente Dick Cheney, el cual fue su jefe del Pentágono. Así las cosas, estuvo al frente de la Operación Tormenta del Desierto, cuando Bush Senior decidió atacar Irak en 1991 en apoyo de Kuwait. "Se convirtió en un hombre muy duro y muy diferente del Dick chneye que yo conocí y con el que trabajé", indicó Bush en referencia a que el 11 de septiembre pudo afectar al vicepresidente de su hijo. Y no lo oculto: A su juicio, Cheney se había convertido en más conservador debido a su mujer y su hija. "Tenía su propio imperio, el cual marchaba al ritmo de su tambor", apuntó el padre del presidente. Y además reconoce que la culpa fue de su hijo.