Rajoy urge a la UE a aumentar la cooperación tras el atentado

El presidente francés, anfitrión de la cumbre del «núcleo duro» de la UE en el Elíseo, elogia la «dignidad» del pueblo español ante el yihadismo

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, recibe al presidente de España, Mariano Rajoy, en las puertas del Elíseo, ayer, en París
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, recibe al presidente de España, Mariano Rajoy, en las puertas del Elíseo, ayer, en París

El presidente francés, anfitrión de la cumbre del «núcleo duro» de la UE en el Elíseo, elogia la «dignidad» del pueblo español ante el yihadismo.

El presidente francés, Emmanuel Macron elogió, ayer la «dignidad» de la respuesta del pueblo español a los atentados en Cataluña, que, según aseguró, supusieron un golpe para toda Europa porque Barcelona es «una de las ciudades más europeas». Macron se refirió a esos atentados en la apertura de la reunión que mantuvo en el Palacio del Elíseo con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy; la canciller alemana, Angela Merkel; el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, y varios líderes africanos. Palabras pronunciadas, precisamente, por el presidente de un país que ha sufrido los estragos del terrorismo yihadista durante los últimos dos años. A la entrada de la reunión, tanto Macron, como Merkel, Gentiloni y la Alta Representante para la Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogeherini, trasladaron su solidaridad y sus condolencias a Rajoy por los atentados en Barcelona y Cambrils, informaron fuentes del Ejecutivo español.

Durante la rueda de prensa, el presidente del Gobierno agradeció calurosamente las palabras de apoyo de Macron. Precisamente, Rajoy presentó a sus socios europeos una batería de medidas para combatir el terrorismo yihadista y la radicalización en internet, una lacra que amenaza por igual a toda Europa. En concreto, propuso la convocatoria urgente de una reunión de los jefes de Inteligencia europeos, así como la redacción de una carta internacional sobre las víctimas del terrorismo, una de las principales preocupaciones para el Gobierno de Madrid y una tarea en la que España posee gran experiencia tras décadas de terrorismo etarra. En ese contexto, el presidente del Ejecutivo destacó que en breve se reunirán los ministros de Interior de España, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido y Polonia para avanzar en esa dirección.

Aunque la cumbre estaba centrada en la inmigración irregular, Rajoy hizo hincapié en la lucha europa contra el terrorismo. De ahí que instara a los otros socios del «núcleo duro» (Francia, Alemania e Italia) a la necesidad de impulsar los recursos contra el terrorismo y aumentar la cooperación entre los países europeos.

En opinión de Rajoy, la lucha contra el terrorismo es un reto que requiere una respuesta internacional. Se trata de una amenaza global que exige un esfuerzo global. «Esta batalla la debemos dar entre todos. Todos juntos y en todos los países del mundo», recalcó el presidente del Gobierno, quien recordó que hubo personas de 38 nacionalidades afectadas directamente por la acción terrorista en Barcelona.

La minicumbre de ayer en el Elíseo estaba programada desde hace más de un mes. El presidente francés, Emmanuel Macron, en su ímpetu de tomar por los cuernos los mandos de los principales asuntos europeos, había convocado a los principales líderes de la Unión Europea junto a sus homólogos de los tres países africanos por los que pasa la principal ruta migratoria hacia Europa –Níger, Chad y Libia– para mejorar los controles fronterizos y el patrullaje en las costas libias. Pero los atentados de Cataluña, que han dejado hasta el momento 16 víctimas mortales, han marcado la celebración de esta cita del llamado G-4, en la que las cuatro principales potencias de la UE iban también a tratar sobre el futuro del proyecto común o las negociaciones del Brexit.

El pasado viernes, Rajoy pidió expresamente a Macron que privilegiara en la agenda del día un análisis pormenorizado de los intrumentos que tiene la UE para luchar contra el terrorismo. El objetivo del Gobierno es perfeccionar la colaboración internacional, sobre todo en el intercambio de información, un punto vital para que la lucha contra el terrorismo sea más eficaz. En la cita de París, el «núcleo duro» de la UE ha expresado su firme condena a los atentados terroristas y, durante la cena, Merkel, Gentiloni, y el anfitrión, Macron, expresaron todo su apoyo a Rajoy en un momento tan delicado.

El presidente del Gobierno retomó ayer en la capital francesa la agenda internacional, mediante una minicumbre en la que España confirma su peso en la primera velocidad europea junto a Alemania, Francia e Italia. Rajoy trata de recabar el apoyo de Berlín, Roma y París para iniciativas como una Carta Europea de Derechos de las Víctimas, y nuevas formas de cooperación en materia de terrorismo, especialmente en lo que se refiere al intercambio de información entre países, un punto vital, y la lucha contra la radicalización en internet. La experiencia española en este campo siempre ha merecido el máximo respeto entre los socios europeos.

Desde los atentados del 11-M en 2004, las fuerzas y cuerpos de seguridad españolas se han consolidado como ejemplo de eficacia deteniendo a cerca de 800 yihadistas. Antes de esta cumbre, Rajoy ya había tenido ocasión de charlar por teléfono con sus otros tres homólogos europeos tras los atentados del 17 de agosto en Cataluña, con los que ha compartido información de lo ocurrido y recabado su apoyo y colaboración, pero ésta era la primera vez que los ha tenido cara a cara tras los ataques.