Actualidad

Un repaso por la dolorosa historia del terror: 5 de los atentados más mortales que han quedado en nuestra memoria

Día Internacional de Conmemoración y Homenaje a las Víctimas del Terrorismo: No olvidamos

Día Internacional de Conmemoración y Homenaje a las Víctimas del Terrorismo: No olvidamos

Publicidad

El terrorismo es violencia con objetivo de terror, son bandas criminales organizadas que, reiteradamente y por lo común de modo indiscriminado, pretenden crear alarma social a través del caos e inseguridad en la población con fines políticos. Sea cuál sea su lucha o nombre, sea cuál sea el lugar donde se dé, el terrorismo siempre es dolor.

El 19 de diciembre de 2017, la Asamblea General de la ONU, decidió establecer cada 21 de agosto como el Día Internacional de Conmemoración y Homenaje a las Víctimas del Terrorismo. Su objetivo es brindar apoyo e información tanto a las víctimas, como a los familiares de aquellos que murieron, para mitigar su dolor y ofrecer empatía. En definitiva, no olvidar. Aunque esta celebración es bastante reciente, tanto la ONU como las distintas organizaciones que están trabajando con las víctimas, han decidido aprovechar esta fecha para concienciar a las personas sobre los profundos daños, tanto físicos como psicológicos, que acarrea vivir un atentado. Buscan educar a la sociedad civil para que sepan como interactuar con las personas que han vivido de primera mano este tipo de situaciones. (https://www.un.org/es/events/victimsofterrorismday/index.shtml)

Publicidad

“Pido que todos reflexionemos sobre las vidas que han cambiado para siempre como consecuencia del terrorismo. Comprometámonos a mostrar a las víctimas que no están solas y que la comunidad internacional se solidariza con ellas, dondequiera que se encuentren. En su llamamiento a la recuperación y la justicia, las víctimas hablan en nombre de todos nosotros”: Antonio Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas.

Publicidad

Hoy, con motivo de esta fecha, desde LA RAZÓN, hacemos un repaso por la dolorosa historia del terror: 5 de los atentados más mortales que han quedado en nuestra memoria.

Atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York

Es el más sangriento de la historia. Cuatro atentados terroristas suicidas fueron realizados aquel 11 de septiembre en Nueva York por 19 miembros de la red yihadista Al Qaeda. Varios aviones comerciales fueron secuestrados para ser impactos en varios objetivos destruyendo el Worl Trade Center (incluidas las Torres Gemelas) y causando daños en el edificio del Pentágono, sede del Departamento de Defensa de los Estados Unidos. El resultado fue 3.016 muertos (incluyendo a los 19 terroristas) y más de 6.000 heridos.

Publicidad

Atentado del 14 octubre de 2017 en Mogadiscio

Es el segundo peor de la historia. Con un tiempo de diferencia, dos camiones bombas explotaron en distintos lugares de la ciudad de Mogasdiscio, capital de Somalia. El grupo islamista Al Shabab reivindicço la matanza que dejo 587 muertos y más de 220 heridos.

Masacre de la escuela de Beslán el 3 de septiembre de 2004

En Osetia del Norte, Rusia, una escuela fue tomada por terrorista musulmanes armados, supuestamente una combinación de chechenos e ingusetios, entre otros. La toma de rehenes duró tres días y se produjeron varias explosiones y tiroteos en la escuela, dejando un saldo de más de 370 muertos (171 de ellos niños), unos 200 desaparecidos y cientos de heridos, siendo el peor ataque terrorista que se ha producido en Europa.

Atentados a las embajadas estadounidenses en África de 1998

Dos coches-bomba estallaron en las inmediaciones de las embajadas de Estados Unidos en Nairobi y Dar es-Salam, capitales de Kenia y Tanzania, provocando 224 muertos y miles de heridos. Estos ataques, cuyos autores estaban vinculados al grupo terrorista Al-Qaeda, llevaron a que Osama bin Laden, líder del grupo, fuera incluido en la lista de los diez fugitivos más buscados del FBI.

Atentado del 11 de Marzo de 2004 en Madrid

Entre las 7:36 y las 7:40, hora punta, se producen diez explosiones con mochilas bombas en cuatro trenes de la red Cercanías de Madrid. Más tarde, la policía detonó de forma controlada dos artefactos más y desactivo un tercero. La célula terrorista Al-Qaeda dejaba así 193 personas muertas y más de 2.000 heridos en el mayor atentado de la historia de España y el segundo mayor en Europa.