Deportes

La afición del Leganés muestra su agradecimiento a Asier Garitano en su regreso a Butarque

El ahora entrenador del Alavés, Asier Garitano ha regresado por segunda vez a Butarque tras su salida del Leganés.

Asier Garitano, técnico del Alavés, volvió por segunda vez a Butarque como rival después de que abandonase el Leganés tras llevarle desde Segunda B a la máxima categoría del fútbol español.

Ese éxito, sumado a otros como alcanzar unas semifinales de la Copa del Rey, dejaron una huella que sigue siendo imborrable pese a que ahora se siente en el banquillo del contrario y defienda los intereses de este.

Ya antes de que arrancase la cita, en la cuenta oficial de Twitter del Leganés le hicieron un guiño al publicar una foto suya sonriente a la llegada junto a la expedición del cuadro vasco junto al siguiente mensaje: "¡Bienvenido a tu casa Asier! Esperamos que salgas de Butarque algo más serio...".

El cariño pasó de las redes sociales a algo más físico justo en los minutos previos al pitido inicial, cuando la grada aplaudió al unísono al pronunciarse su nombre por la megafonía del estadio en el que tantos partidos dirigió.

Vestido de oscuro, se mostró muy activo durante toda la tarde. Así, fueron constantes las indicaciones a sus jugadores desde la banda, realizando los retoques tácticos necesarios que demandaba el choque.

Posteriormente, en sala de prensa, no dudó en elogiar a los blanquiazules y consideró que estos pelearán hasta el final por la permanencia: "Es un equipo muy intenso, muy directo. Que trabaja bien las segundas jugadas y está bien colocado para recibir eso. Te exigen estar muy atento".

"Es el Lega de siempre y para cada rival que viene aquí las dificultades son grandes. Te tienes que adaptar a las cosas que van a pasar en el partido, por mucho que tu quieras hacer otra cosa. Va a seguir compitiendo y a los demás nos va a hacer seguir sufriendo. Seguro", añadió.

Su relevó ante el micrófono lo recogió el actual entrenador Javier Aguirre, quien destacó: "Lo que hizo este hombre en este club es fantástico, para felicitarle. ¿Sabes lo difícil que es llevar un equipo de Segunda B a Primera, mantenerlo y que todo el mundo hable bien de ti y de tu trabajo?. Eso me parece magnífico. Y se lo dije. No le voy a descubrir yo. Es muy bueno, trabaja mucho, es serio. Y aquí debe ser un ídolo".

Ya más relajado después de todos sus cometidos Garitano dialogó en las entrañadas del recinto con gente con la que compartió su experiencia profesional con la entidad, desde miembros de la directiva hasta personal del club.

Posteriormente se subió al autobús con un punto en el bolsillo al igual que hiciera el pasado curso cuando ejerció como visitante con la Real Sociedad y en el partido de la primera vuelta de la temporada actual. De momento, el Leganés y él parecen haber firmado un pacto de no agresión.