• ¡Me caso! Y ahora...¿Por dónde empiezo?
    /

    Ernesto Villalba

¡Me caso! Y ahora...¿Por dónde empiezo?

Organizar una boda no es tarea fácil, así que no pierdas detalle

Bienvenidas a todas a mi sección de bodas. Mi nombre es Carmen de la Cruz, también conocida como Bridalada en redes sociales. Algunas de las que ya me conocéis, sabréis que soy una apasionada del mundo de la moda y , a la vez, del mundo de las bodas. Se me ocurrió fusionar las nuevas tendencias con el mundo wedding e invitadas, darle un toque fresco a todo lo relacionado con este mágico y maravilloso sector, y de esa idea nació lo que hoy es Bridalada.

Organizar una boda no es tarea fácil (seguro que muchas de vosotras ya saben de lo que hablo), a través de mis redes sociales os doy ideas para todo lo relacionado con vuestra boda, ya sea decoración, viaje de novios, fotógrafos, joyas... ¡de todo!

Organizar boda

Fotografía: Ernesto Villalba / maquillaje: Oui Novias / vestido: Alicia Rueda / Tiara Marucca

Y hablando de joyas... azul, nuevo, viejo y prestado...¿os suenan estas cuatro palabras? – hablo de joyas porque en la mayoría de los casos, las joyas son protagonistas de esta tradición- si alguna anda un poco perdida con ese tema.. ¡ahora mismo os lo explico!

El día de la boda, la novia debe llevar: algo azul, algo nuevo, algo viejo y algo prestado. Son los cuatro objetos de la buena suerte que la novia debe incluir en algún lugar del vestido o llevarlos con ella. Estos pequeños detalles no están destinados a dictar el estilo de la boda, se puede decir que hoy en día, son pequeñas muestras de cariño que puede hacerte algún familiar, amigo o incluso tú a ti misma. Ahora bien, esta tradición puede aparecer en la boda de diferentes formas: llevando unos zapatos azules, las damas de honor vestidas de azul y sean ellas ese “algo azul”.

O por ejemplo, una de mis mejores amigas, cuando se casó, llevo una tiara hecha con el broche, una pulsera y unos pendientes de su abuela. La tiara quedó preciosa y ahí llevaba su “algo vintage” (suena mejor llamarlo así).

Y retomando al tema de cada “algo” os preguntaréis... ¿Y qué significa cada cosa?

Algo nuevo: Simboliza el futuro, el comienzo de una vida nueva, lo que está por venir. La buena suerte y el éxito del futuro de la pareja. Ese algo nuevo lo adquirimos inmediatamente, como es el vestido si decidimos llevar uno nuevo. También puede ser una joya, unos zapatos, el perfume o el ramo de la novia.

Organizar boda

Fotografía de Silvia Sánchez.

Algo viejo: Me gusta más llamarlo "algo vintage", como por ejemplo una joya con un alto valor sentimental o , como sería el caso contrario de lo anterior, un vestido heredado o encontrado en un anticuario. Este “algo” simboliza el lazo familiar, la continuidad con las tradiciones y fusionar vuestras costumbres.

Algo prestado: Se dice que atraerá felicidad y buena suerte a la pareja. Es el momento de llevar esos pendientes de diamante de tu madre o tu abuela. Otra amiga, cuando se casó, llevo los pendientes de su abuela que , a su vez, los llevó su madre y su hermana al casarse. Fue muy especial para ella ya que representaba a las mujeres de su casa, las mujeres que le vieron crecer y las mujeres que más admira.

Algo azul: Representa la fidelidad y el amor verdadero de la pareja. ¿Y por qué azul? Es una tradición que tiene su origen en Israel. Las novias llevaban una banda azul que simbolizaba pureza, amor y fidelidad. Para ese "algo azul" infinitas opciones, desde zapatos, joyas, accesorios, flores, lazada en el pelo, aplicaciones en el vestido, etc.

Y antes de despedirme, he de decir que esta tradición no es obligatoria, solo para las novias que les apetezca hacerlo y ¡para las más supersticiosas!