• 1

California se saborea en el Raval

El restaurante Gringa traslada su sabrosa propuesta del food truck a una ubicación fija que marida comida y música

  • Gringa Barcelona/Dennise García
    Gringa Barcelona/Dennise García
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

11 de septiembre de 2018. 21:12h

Comentada
Ulises Fuente Madrid. 11/9/2018

ETIQUETAS

Barcelona es una de las ciudades con más restaurantes per cápita del mundo. La fama gastronómica de la capital catalana la ha convertido en destino principal para “foodies” de todo el globo, pero la calidad de la oferta no se mide sólo por las estrellas Michelin, sino por las propuestas con alma y con originalidad. Esa es la propuesta de Gringa, un nuevo restautrante ubicado en el popular Raval barcelonés, que es el resultado de convertir en sedentaria la propuesta que desde hace años vienen elaborando en forma de “food truck” Gastón, Priscila y Juan, autores de una mezcla fabulosa de raíces uruguayas, colombianas y californianas asentada en una ciudad mestiza como es la capital catalana.

Eureka Street Food fue uno de los food trucks pioneros en Barcelona y enseguida se posicionó como una de las propuestas permanentes de los eventos más destacados como Primavera Sound, entre otros. Así que la música ha estado en la gestación de este proyecto desde el principio. Por otro lado, OpenMusic llevaba años organizando conciertos en los lugares poco habituales de la ciudad: lavanderías, tiendas de ropa de segunda mano y librerías. Ambos proyectos unen su camino para hacer de Gringa un lugar siempre sorprendente.

California se saborea en el Raval

La idea, según explican sus impulsores, es crear un espacio en el que su comunidad pueda juntarse antes o después de ir a las salas de conciertos de la zona, conciertos que en algunos casos ellos mismos programan. Hip hop, sonidos latinos, cumbia, y música underground son la mezcla que nos tienen preparada. Estos ritmos, directos de Los Ángeles, se podrán escuchar en la sala Freedonia, que está literalmente en la puerta de al lado. Todo esto con el sabor de una comida que combina especies, salsas, chiles mexicanos y sabores anglosajones.

Porque la propuesta gastronómica viene de California, con un pie a cada lado de la frontera de EE UU, es decir, hamburguesas, tacos y bocadillos de pollo frito entre otras delicias urbanas. Además, Gringa ya ha arrancado su “brunch”, Walk of Shame, para que las mañanas del Raval tengan también su sabor urbano.o

Últimas noticias