Las mejores recetas que existen en el mundo a base de garbanzos

  • Las mejores recetas que existen en el mundo a base de garbanzos
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

01 de octubre de 2018. 11:47h

Comentada
larazon.es.  Madrid. 1/10/2018

ETIQUETAS

Los garbanzos son amados por gran parte de la sociedad, su sabor suave pero inconfundible lo han proclamado el ingrediente más utilizado en recetas de todo tipo. Encontramos tanto recetas tradicionales españolas a base de garbanzos, como las novedades más exóticas procedentes de Asia y de África que han tenido una acogida espectacular en nuestra rutina culinaria.

Los garbanzos están de moda desde que las cocinas de todo el mundo se unieron para poder compartir la mejor gastronomía de cada cultura. Si bien es cierto que los garbanzos siempre han formado parte de nuestra de nuestras recetas tradicionales como cocidos y guisos de la abuela. Sin embargo, han emergido nuevas recetas procedentes sobre todo de Asia y África que han calado muy bien en nuestros paladares.

Recetas como el hummus, falafel, ensaladas frescas y couscous vienen de países como la India o Marruecos. Estos platos son cada vez más consumidos en España, Además, la revolución alimenticia que estamos experimentando a través de corrientes veganas y vegetarianas han fomentado la popularidad de estos platos que son aptos para personas que han decidido desprenderse de productos animales y/o que proceden de ellos.

A continuación vamos a ofrecer cinco recetas que cualquier amante de los garbanzos adoraría, aunque suelen agradar incluso a los que no son muy fanáticos de esta legumbre.

Hummus, deliciosa crema de garbanzos

En saborgourmet.com se puede encontrar la receta original para que te pongas manos a la obra en casa. El hummus o crema de garbanzos se puso de moda hace apenas un par de años y sigue manteniéndose como una de las recetas más disfrutadas por personas con diferentes preferencias y valores basados en el respeto animal.

Su auténtico sabor, suave pero potente al mismo tiempo, le ha proclamado como la crema más demandada en todo el mundo. Sus ingredientes básicos son: garbanzos, tahini, comino, ajo, limón, aceite de oliva y pimentón dulce. El procedimiento de fabricación es muy sencillo. Necesitamos una minipimer o una licuadora moderna para conseguir la textura de cremosidad que se requiere.

Juntamos todos los ingredientes nombrados menos el pimentón dulce, equilibrando las proporciones al gusto de cada uno. A forma de orientación si queremos hacer cantidad para 4 personas, con dos ajos y medio limón es suficiente. Una vez la crema tenga la textura apropiada lo depositamos en un bol o un plato hondo, y finalizamos el plato con un chorro de aceite de oliva y un poco de pimentón dulce.

Ensalada fresca de garbanzos con verduras

En épocas de verano este tipo de ensaladas hacen un buen papel para disfrutar de platos frescos. La típica ensalada de garbanzos marroquí se hace a base de garbanzos, pimiento, cebolla morada, tomate, ajo y limón. Se trata de una receta muy sencilla. Los garbanzos deben de estar bastante cocidos, así que pueden comprarse ya preparados en bote o se pueden comprar crudos y dejar ablandar un día entero con agua.

Solo queda cortar todas las verduras y mezclarlas con los garbanzos. Un toque de aceite y de limón y listo. Para quien prefiere darle un toque más jugoso se puede hacer una salsa de yogur a partir de yogur natural griego, ajo, sal y especias como albahaca y perejil.

Couscous de garbanzos con al curry

El Couscous de garbanzos también es muy típico en Marruecos y otros países africanos del norte. Los ingredientes escogidos pueden ser del gusto del consumidor, ya sea a base de carne, de verduras o de ambos. El más típico es de verduras con curry, siendo esta vez cocinadas a fuego lento para añadir al couscous posteriormente. Aunque originalmente se trata de un plato caliente, se puede hacer una versión fresca en forma de ensalada.

Falafel, las delicias fritas de garbanzos

El falafel es otro de los platos estrellas que siempre triunfa allá donde vaya. Se trata de unas bolas fritas que están hechas a base de garbanzos, ajo, cebolla, cilantro, comino y guisantes en algunas ocasiones. El modo de preparación no es complicado pero sí costoso y requiere bastante tiempo. Las verduras deben de cortarse muy pequeñas sin que prácticamente se aprecien a simple vista; y los garbanzos es mejor machacarlos con un tenedor o en un mortero para que se queda la textura apropiada.

Una vez tenemos la masa con toda la mezcla de verduras, garbanzos y hierbas, procedemos a hacer las bolas o albóndigas con la forma que prefiramos, aunque normalmente suelen ser aplastadas. Se rebozan con pan rallado y huevo para que cojan consistencia y se fríen. Pueden ir acompañadas también de salsa blanca de yogur.

Cocido vegetariano o a base de carne

Por último, llegamos a la cocina tradicional española. Aunque todas las recetas anteriores provienen de una mezcla de culturas, ahora nos centramos en un plato que ha sido elaborado por nuestras abuelas y que ha pasado de generación en generación. El cocido madrileño se elabora a base de patata, garbanzos y diferentes tipos de carne como chorizo, jamón, cordero, pollo, etc. Como siempre aparecen nuevas tendencias, se ha puesto de moda también la versión vegetariana a base de verduras manteniendo los garbanzos y las patatas.

Ahora solo queda disfrutar de toda la variedad de recetas con garbanzos propuestas, y por qué no, crear nuevas versiones al gusto de cada uno.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs