Theresa May, una «dama de hierro» con pasión por la moda

Fotografiada por Annie Leibovitz, es la primera mandataria británica portada del «Vogue» USA.

Portada de abril de «Vogue» USA, que protagoniza Theresa May
Portada de abril de «Vogue» USA, que protagoniza Theresa May

Fotografiada por Annie Leibovitz, es la primera mandataria británica portada del «Vogue» USA.

El mismo día en que los libros de Historia señalarán como aquel en el que Gran Bretaña puso fecha a la ruptura oficial entre Londres y la Unión Europea (el Gobierno británico anunció ayer el 29 de marzo para activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que da comienzo a dos años de arduas negociaciones), la revista «Vogue» adelantaba a través de su web americana la entrevista más amable y humana, como es condición en una publicación de moda femenina, a Theresa May, la nueva «dama de hierro», que saldrá en papel en su edición de abril.

Un hito histórico, además, por ser la primera vez que un primer ministro es portada de esta revista en su edición americana. «Creo que es importante mostrar que una mujer puede tener un trabajo como éste y a la vez estar interesada en la moda», es el mensaje principal que Theresa May quiere lanzar en esta entrevista, que «Vogue» titula «Teaser May» («Coqueta May», sería la traducción). La ropa no le va a jugar una mala pasada, como sucedió con la entrevista con «The Sunday Times», donde su atuendo, unos pantalones marrones de cuero de la diseñadora Amanda Wakeley, cuyos precio supera los 1.100 euros, provocó airadas críticas por parte del partido conservador por boca de la diputado Nicky Morgan, quien dijo que nunca había gastado tanto dinero en una pieza de ropa, aparte de en su vestido de novia.

May, de 60 años, lleva en esta ocasión un elegante traje azul marino (260 euros) y un abrigo de lana a juego (518 euros), ambas prendas de la temporada pasada de la firma L.K. Bennett, una de las marcas británicas preferidas de las ejecutivas londinenses y que también luce a veces Kate Middleton. Las fotografías del reportaje, ideado personalmente por Anna Wintour, son de Annie Leibovitz, una de las fotógrafas más reconocidas del mundo, que ha hecho retratos a la reina Isabel por su 90 cumpleaños y cobra al día 173.000 euros. La sesión de fotos pone de relieve a una mujer que se muestra sin complejos sobre el poder que tiene en sus manos y que no tiene miedo a mostrarse a través de la moda. En cuanto a la entrevista, May no descubre nada que no sepamos política o biográficamente de ella, pero sí describe ciertos entresijos de su matrimonio. «Me paso el día dando órdenes a los hombres en los pasillos del parlamento británico y cuando llegó a casa nada cambia», reconoce May, quien se atribuye ser la que lleva los pantalones en casa y tener el mejor marido del mundo. Ambos –dice– discuten por las mismas cosas que todas las parejas: el mando de la tele. Él prefiere programas de historia y ella, series como «CSI».