Mar Flores: «Mantengo una amistad con Elías, pero ahora estoy centrada en las vacaciones con mis hijos en Ibiza»

La modelo ha participado en la IX Land Rover Discovery Challenge, cuyo ganador ha sido Fonsi Nieto, que ha confesado que «ha sido un año muy duro al perder a mi tío»

  • La modelo Mar Flores participa en la IX Land Rover Discovery Challenge
    La modelo Mar Flores participa en la IX Land Rover Discovery Challenge

Tiempo de lectura 2 min.

26 de junio de 2018. 21:36h

Comentada
Carmen Duerto 27/6/2018

Mar Flores es macrobiótica y ha competido con dolor de ciática en la IX Land Rover Discovery Challenge. Fonsi Nieto hace ocho años estuvo muerto durante un minuto, pero fue ver el túnel blanco y regresar a la vida. Desde entonces, duerme mal y el rey Emérito le recomendó que dejase de competir. A pesar de las secuelas de tener un pie con artrosis, ha ganado la edición de este año por tierras marroquíes, haciendo equipo con la actriz Macarena Gómez. Desierto con sus dunas, sus oasis, sus zocos y sus caravanas de camellos. Hubo tirolina, puente tibetano y caída al vacío por un cañón en la cordillera del Atlas.

Los 30 participantes iban divididos en cinco equipos compuestos por dos vehículos Discoverys, que son más que coches, me atrevería a decir que es como llevar una grúa, un tractor, dos machos alfa y tres escaladores en un solo chasis. Cada equipo compuesto por seis participantes; dos famosos (Miguel Marinero y Lucía Dominguín recibieron mención de honor) y cuatro periodistas competían por una ONG. Trabajo en equipo, astucia, pequeñas trampillas, fuerza física y dotes como pilotos son los ingredientes necesarios que hay que llevar de casa para superar las pruebas ideadas por la mente maquiavélica de Belén Lacalle, directora de comunicación de la marca.

La modelo Mar Flores participa en la IX Land Rover Discovery Challenge

Antes de «tirarse al mono» en la cordillera del Atlas, Mar Flores afirmó: «Soy súper aventurera, mi mayor locura la he hecho hoy arrojándome al vacío. Me he metido en muchas situaciones sin darme cuenta, pero hacer el puente tibetano con vértigo ha sido una de las mayores locuras de mi vida. Yo pienso todas las cosas que hago, otra cosa es que no salgan. Estoy cerrando un año y estoy contenta con los objetivos cumplidos. Mantengo una amistad con Elías, pero estoy centrada en el mes y medio de vacaciones con mis hijos en Ibiza. El amor forma parte de la vida, aunque ahora tengo otras prioridades. Paso tres semanas al mes con mis hijos en la casa familiar y la semana libre soy libre. Tenía una casa que vendí porque una de las enseñanzas del divorcio es el desapego. Salía de la casa familiar y me iba a la mía a llorar, así que la vendí. No tengo casa ni coche y en mi semana libre me voy a un hotel o con amigos. Después de 18 años quién me iba a decir que se iba a romper mi familia, de ahí que valore más la amistad que el amor de un hombre, porque mi familia está desestructurada y ahora mi concepto de vida es mi familia».

Fonsi Nieto, por su parte, reconocía que «ha sido un año muy duro al perder a mi tío. A mí, que haya un cuadro más en casa que ponga «Princesa de Asturias», me da igual, para mí Ángel Nieto ya lo tiene. Estoy tranquilo, con 18 era como Froilán, que quería vivirlo todo y tener la chica más guapa a mi lado. Ahora estoy sereno y ya no tengo los 400 amigos de antes. Y, aunque la música me ha salvado de una depresión después de sufrir el accidente que casi me cuesta la vida,no me veo con 50 años yendo a ponerle música a los niños».

Últimas noticias