El PP solicita una auditoría de todas las transferencias de financiación

l Exige en una proposición no de ley «diligencia para recuperar el dinero defraudado»

El Grupo Popular presentará en el Parlamento una Proposición no de Ley en la que solicita una «auditoría de las transferencias de financiación a entidades instrumentales» y la «recuperación de los fondos públicos», según anunció ayer su portavoz Carlos Rojas.

La proposición dirigida a la Mesa de la Cámara, a la que accedió LA RAZÓN, señala que «se han ido sucediendo acciones judiciales que han dado un salto cualitativo y cuantitativo y que han puesto en entredicho el uso generalizado e inadecuado del sistema de las transferencias de financiación desde las diferentes consejerías de la Junta de Andalucía hacia sus entes instrumentales con la finalidad de conceder ayudas públicas a terceros». El escrito recuerda los últimos movimientos en el «caso Invercaria», instando a investigar nueve empresas de la Administración andaluza. «Esta nueva decisión judicial implica de facto una investigación sobre la posible existencia de un sistema ilegal y generalizado como el utilizado en la escandalosa 'trama de los ERE' fraudulentos, extendiéndose los indicios a numerosos entes de la Administración 'paralela', que han venido recibiendo durante años transferencias de financiación sin sometimiento a fiscalización previa e implicando a un buen número de consejerías», continúa el PP.

Los populares critican que «el Gobierno andaluz ni ha asumido los graves errores respecto de ese uso inadecuado del mecanismo de transferencias de financiación, ni tampoco ha depurado las obligadas responsabilidades políticas, a la vez que continúa manteniendo un doble discurso en el que, por un lado, hace alarde de lucha implacable contra la corrupción y de recuperación de fondos públicos, mientras que por otro demuestra una actitud claramente pasiva en relación con los procedimientos de reintegro de cantidades indebidamente pagadas y con el apoyo a los ex altos cargos imputados». Por todo ello, insta al Consejo de Gobierno a que «con carácter urgente se lleve a cabo una auditoría de la gestión y del uso de las transferencias de financiación», así como a trasladar los resultados al Parlamento. Además, se instaría al Consejo de Gobierno «a actuar de manera urgente y con la diligencia debida para recuperar el dinero público defraudado» y «a establecer todos los mecanismos a su alcance para que se tenga conocimiento público del dinero recuperado con carácter mensual y de forma detallada».

Carlos Rojas señaló que el voto de PSOE e IU a favor o en contra de la Proposición No de Ley «retratará» a los partidos. «Si votan que no, tendrán que explicárselo a los andaluces», dijo. «Hay que investigar todos los fondos, todos los expedientes», subrayó el portavoz popular, que aboga por «explicar factura por factura» y «recuperar todos los fondos defraudados».

Rojas criticó el «doble discurso» de la Junta –que siempre actúa «en un ámbito partidista»– de «tolerancia cero», pero «no se persona y no encarga auditorías internas». «No quieren que se sepa la verdad», resumió Rojas. «Prefieren que la labor fiscalizadora la ejerzan los medios», subrayó el dirigente popular, que recordó que IU «califica a los agentes sindicales como políticos», porque «quizás piensan que son sus brazos políticos». En función del voto de coalición de izquierda a favor o en contra de la auditoría, puede que «el fraude pase a engrosar ese pacto de silencio para tapar la corrupción».

Finalmente, Rojas destacó que «si la Junta no hubiera sido un desgobierno, estos casos de corrupción habrían acabado». «Susana Díaz debe dejar de cargar la responsabilidad en la opinión de los funcionarios» y coger «las riendas del asunto». El popular denunció que Susana Díaz «pretende dar carpetazo a lo que huela a corrupción», al tiempo que criticó que la presidenta andaluza lleva «meses obsesionada con escalar en su partido, ir a Madrid, dar charlas, cuando tiene que dar la cara aquí». «Los martes al sol de Griñán siguensiendo de Susana Díaz», añadió.

Carlos Rojas recordó que el bipartito formado por PSOE e Izquierda Unida ya utilizó «el rodillo en el Parlamento», porque «no quieren que comparezcan los sindicatos, ni investigar» y «cortan las iniciativas del Partido Popular por la transparencia» actuando como un «Gobierno sectario».

Rojas critica la «connivencia con el fraude de UGT»

Carlos Rojas denunció que «la no personación de la Junta indica connivencia con el fraude de UGT». El portavoz popular señaló que «desde que llegó Susana Díaz son días negros para la transparencia». Rojas denunció la inacción de Díaz y cuestionó qué hay detrás del cambio de posición de IU. «No quieren que se sepa la verdad, no quieren personarse en la Justicia. La Junta debe ser la gran defensora de la buena gestión del dinero público y se está convirtiendo en su peor enemigo», señaló.