MENÚ
domingo 18 noviembre 2018
04:31
Actualizado
  • 1

El Valle del Jerte, una visita obligada

La recolección de la cereza ha comenzado y con ella un sinfín de actividades para disfrutar de un enclave mágico

  • Paseos en BTT, rutas gastronómicas o visitas guiadas para vivir de cerca cómo es el proceso de recogida de la cereza forman parte de la oferta turística
    Paseos en BTT, rutas gastronómicas o visitas guiadas para vivir de cerca cómo es el proceso de recogida de la cereza forman parte de la oferta turística
Sevilla.

Tiempo de lectura 4 min.

26 de mayo de 2018. 20:55h

Comentada
La Razón.  Sevilla. 27/5/2018

El millón y medio de cerezos que cada primavera tiñen de blanco las laderas del cacereño Valle del Jerte están ya listos para ofrecer al mundo una de las frutas más famosas del país, las cerezas y picotas del Jerte. La recolección ha comenzado y con ella un sinfín de propuestas para el viajero más audaz.

No conoces el Valle del Jerte si no lo conoces en «Cerecera»

Ubicado entre las montañas más altas de Extremadura y regado por las aguas cristalinas que descienden desde sus cumbres, se encuentra este singular valle en forma de pronunciada «V» compuesto por once pueblos, la mayor parte de ellos de origen vetón.

La recolección de sus cerezas se realiza justo ahora, de mediados de mayo a finales de julio. Durante estos frenéticos meses celebran la «Cerecera», un programa cultural, gastronómico y festivo que invita a descubrir el Valle del Jerte real, desde dentro, en su periodo más intenso y genuino. La IX Feria de la Cereza es una de las citas destacadas que componen la programación. Tendrá lugar el 3 de junio en Tornavacas con mercado de cerezas, degustaciones, catas, animación de calle, rutas teatralizadas y etnográficas entre otras propuestas.

Agroturismo y platos con sabor a cereza

Para todos aquellos que deseen conocer la industria en torno a la cereza, las visitas guiadas a la Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte son la mejor opción. ¿Se te está abriendo el apetito? Los mejores restaurantes del Valle del Jerte han pensado en ello. Durante la «Cerecera» ofrecen originales creaciones que incorporan en su elaboración un ingrediente común. Son las Jornadas Gastronómicas de la Cereza Picota, que se desarrollan todos los fines de semana entre el 1 de junio y el 22 de julio en 14 restaurantes de la comarca, con menús a precio cerrado (entre 20 y 50 €) que puedes disfrutar previa reserva. La esperada cita gastronómica cumple su XIII aniversario demostrando la versatilidad de la Picota del Jerte en la cocina acompañando a carnes y pescados, o como parte de aperitivos, ensaladas, cócteles y postres. Todos los restaurantes participantes y sus menús pueden consultarse en www.vallecereza.com

Además, desde hace unos años se ha puesto muy de moda el llamado «agroturismo de la cereza», diferentes empresas de actividades ofrecen la posibilidad de vivir la recogida de la cereza en persona, desde dentro, dando al viajero la oportunidad de llevarse a casa las cerezas que él mismo ha recolectado. Una actividad muy demandada, especialmente en el caso de grupos.

Temporada de baños en el Valle del Agua

La palabra «JERTE» proviene de «XERIT», nombre con el que los árabes bautizaron al río que es arteria principal del valle. Su significado tiene dos acepciones: río angosto y río cristalino. El Jerte es uno de los ríos de montaña mejor conservados del país, y en verano puede disfrutarse de una amplia red de piscinas naturales perfectamente habilitadas y acondicionadas en torno a él.

Y es que el Valle del Jerte también es conocido como «El Valle del agua» dada su gran abundancia en recursos hídricos que permiten además la práctica de barranquismo o piragüismo.

Garganta de los Infiernos, la joya natural del Valle del Jerte

La práctica totalidad del Valle del Jerte (el 95%) se encuentra amparada bajo alguna figura de protección natural.

La joya central de ese acervo natural, y uno de los iconos del valle, es la Reserva Natural Garganta de los Infiernos. Casi siete mil hectáreas y una variación altitudinal entre los 300 y los 2000 m. que albergan una enorme biodiversidad.

En esta Reserva Natural no podemos dejar de visitar el paraje de «Los Pilones» considerada una de las zonas de baño naturales más bellas del mundo. Enormes pozas talladas en el granito por la fuerza del agua durante miles de años.

Últimas noticias