IDEA dio 210 millones en avales con informes contrarios de la Intervención

De las 153 empresas beneficiadas, 70 se encuentran en suspensión de pagos

Los diputados populares Rafael Carmona y Rafael Salas
Los diputados populares Rafael Carmona y Rafael Salas

SEVILLA- La contabilidad oficial recoge que la Junta entregó 210 millones en avales entre 2008 y 2012 a pesar de las irregularidades señaladas por la Intervención. Según denunció ayer el PP-A, como ya ocurrió con otras ayudas, se concedieron avales sin las autorizaciones que marca la Ley, y de manera discrecional, a través de la Agencia IDEA, calificada como «la piedra angular de las irregularidades» por los diputados Rafael Carmona y Rafael Salas. Muchas de las empresas que recibieron avales, un total de 16, también se financiaron a través de la partida del «fondo de reptiles». Según la propia agencia, están «en riesgo al menos 103 millones de dinero público». Los populares exigen que la presidenta Susana Díaz «tome medidas» y preguntará al respecto este jueves en el Parlamento al consejero de Economía.

Carmona y Salas señalaron que se trata de «un nuevo escándalo de magnitud extraordinaria», cuyo «protagonista es IDEA», destapado como «el escenario principal de las irregularidades y arbitrariedades, la 'administración paralela', fundamental en el 'caso de los ERE' y piedra angular en otras irregularidades». Los diputados populares denunciaron que en estos casos «priman los intereses de partido y las órdenes políticas por encima de aspectos técnicos». «La Intervención en su informe de cumplimiento de legalidad de 2009 ya señaló irregularidades», recordaron. El PP-A criticó que se comprometieron avales «por encima del límite de la Ley de Presupuestos», fijado en 18 millones, y «se dieron avales por 71 millones, sin autorización del consejo rector ni ratificación del Gobierno». También se dieron «avales a empresas que no estaban al día con la Seguridad Social y Hacienda». «El consejo rector en 2010 presidido por Antonio Ávila dio por buenas las irregularidades y validó avales de años anteriores que después fueron ratificados por Griñán», señalaron, subrayando que se trata de «una manera de actuar irregular y negligente». «¿Por qué se consintieron, quién las ejecutó, por qué no se procede contra los responsables de IDEA, por qué no hay responsabilidades políticas?», cuestionaron Carmona y Salas. Se trata de «una pérdida de dinero público que repercute en las cuentas de ahora». Innovación comprometió avales por un total de 1,1 millones (2008); 71 millones (2009); 83,7 millones (2010); 43,5 millones (2011); y 9,980 millones (2012) a una sola empresa. En 2013, «que sepamos, ninguno». La memoria de IDEA «dice que el riesgo formalizado asciende a 103 millones». Formalizados para pagar los avales hay 23 millones. En 2012, se provisionaron 41 millones como cobertura de los quebrantos económicos. De las 153 empresas beneficiadas, 70 están en suspensión de pagos. Se trata de «dinero otorgado sin ton ni son» en «proyectos inviables» y «pérdidas millonarias».

La Agencia IDEA aseguró que el procedimiento en la concesión de avales «es reglado, público y objetivo, que no tiene nada que ver con el 'caso de los ERE' y en el que el Gobierno andaluz intentó mantener el tejido industrial y puestos de trabajo». «Ese informe de cumplimiento que hace la Intervención, se hace de manera anual», por lo que «se refiere sólo a 2009».