La Audiencia niega la libertad al administrador de Fitonovo

La Razón
La RazónLa Razón

La Audiencia de Sevilla ha denegado la libertad al empresario José Antonio González Baró, encarcelado por la juez Mercedes Alaya desde el pasado 19 de diciembre en la segunda fase de la «Operación Madeja», desencadenada el 16, por presuntos pagos ilegales en el Ayuntamiento de la capital sevillana.

El administrador de la empresa Fitonovo, había solicitado su libertad directamente ante la Audiencia de Sevilla, mientras que los otros dos funcionarios encarcelados entonces lo hicieron ante la juez instructora. Los detalles del auto de la Audiencia no se habían dado a conocer al cierre de esta edición, dado que la causa se encuentra bajo secreto sumarial.

Cabe recordar que el pasado 17 de enero salió de la cárcel Francisco Luis Huertas, ex capataz y jefe de mantenimiento del parque de María Luisa de Sevilla, después de que su familia depositase un aval bancario para hacer frente a la fianza de 60.000 euros impuesta por Alaya.

Por la «Operación Madeja» continúa además en prisión Francisco Amores, ex jefe del servicio de Parques y Jardines del Consistorio capitalino. En sus recursos, los imputados alegaron que tienen arraigo en Sevilla y que no hay riesgo de fuga ni de que destruyan pruebas, ya que sus oficinas fueron registradas por la Guardia Civil, que se incautó de toda la documentación que consideró relevante.

Además, las defensas entienden que los presuntos delitos que se imputan a los encarcelados no justifican una medida de prisión y se produjeron antes de la reforma legal de 2010, cuando la entrega de dádivas a funcionarios no estaba sancionada si se hacía con posterioridad y en señal de «recompensa» por la realización de actos propios de su cargo.

Con todo, la Audiencia ha impedido la libertad de González Baró, para quien el pasado 19 de diciembre, la magistrada decretó prisión sin fianza, junto a Francisco Amores, mientras que para Francisco Luis Huertas ordenó prisión eludible bajo fianza de 150.000 euros, luego rebajada a 60.000.