Política

La defensa del entrenador juzgado por abusar de 25 menores solicita la nulidad del caso

El acusado, durante el juicio / Foto: Efe
El acusado, durante el juicio / Foto: Efe

La defensa del entrenador de fútbol base acusado de abuso, acoso sexual y contactos y conversaciones con 25 menores de entre 11 y 17 años planteó ayer la nulidad de las actuaciones en la sesión a puerta cerrada del juicio en la Audiencia de Málaga. El Ministerio Público solicita para el acusado, de 45 años de edad y en prisión desde diciembre de 2016, un total de 100 años y 7 meses de prisión al acusarle de 56 delitos. En las cuestiones previas, la defensa planteó la nulidad por investigación prospectiva en la localización de víctimas y solicitó que el acusado declarase en último lugar, extremo que la Sala denegó por lo que hubo de responder a las preguntas de su letrado. Éste, cuestionó la investigación al considerarla prospectiva y no ajustada a derecho, extremo rechazado por el Tribunal. La acusación pública sostiene que el acusado se prevalió de su posición sobre los menores, a los que presuntamente realizó proposiciones y acosó para intercambiar archivos porno; además de que en un caso se le acusa por delito de abusos sexuales. La Fiscalía le acusa de tres delitos de abuso sexual sobre un menor con prevalimiento, de 20 de exhibicionismo y provocación sexual, 17 de embaucamiento sexual en concurso con pornografía infantil, dos de acoso sexual y diez de corrupción de menores, algunos en grado de tentativa.

Además, solicita que se le prohíba acercarse o comunicar con las víctimas durante un plazo máximo de diez años y que se le impongan diez años de libertad vigilada, a cumplir una vez termine la pena de prisión que se le impusiera; además de la inhabilitación especial durante 25 años para cualquier profesión u oficio que conlleve un contacto regular y directo con menores de edad.

Por último, se insta a que se le imponga la obligación de participar en programas de educación sexual cada dos años y a que se le prohíba acudir a acontecimientos deportivos o culturales cuando haya menores; en caso de condena, los beneficios penitenciarios, permisos de salida y clasificación en tercer grado o la libertad condicional se concedan según la totalidad de la pena que se imponga en la sentencia.