Las concesiones de Salud a las plataformas, a dos velocidades

El colectivo crítico de Huelva, excluido de las negociaciones, llama a la movilización

Huelva sale de nuevo hoy a la calle para reclamar una sanidad digna
Huelva sale de nuevo hoy a la calle para reclamar una sanidad digna

Por cuarta vez en cinco meses, Huelva sale hoy a la calle para reclamar una sanidad digna. Y lo hace tras constatar las «escasas» mejoras en materia asistencial y los «agravios» con otras provincias, donde la Consejería de Salud sí ha hecho concesiones a las plataformas críticas que han puesto en jaque la política sanitaria de la Junta. Precisamente, la respuesta a tan fuerte contestación social está teniendo dos velocidades. Granada y Huelva son las dos provincias que mejor evidencian esta forma tan dispar de negociar con los colectivos médicos y de pacientes y de articular medidas para frenar los recortes.

Y como muestra un botón: mientras que en Granada se publicó en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) la derogación de la orden de 21 de noviembre de 2014 que unificó los hospitales San Cecilio y Virgen de las Nieves en el Complejo Hospitalario Universitario, en Huelva no se ha llevado a efecto esta medida, relativa a los hospitales Juan Ramón Jiménez e Infanta Elena. Tan sólo se ha conseguido el compromiso de no avanzar en la fusión, tras dos sentencias judiciales que han tumbado un modelo que ha resultado ser un fiasco.

Precisamente, en Granada la Junta ya ha cerrado con los colectivos críticos y los sindicatos el nuevo modelo hospitalario, que contará con dos áreas diferenciadas. Todo ello tras una permanente actitud beligerante de la sociedad civil, aglutinada en torno al médico de urgencias Jesús Candel «Spiriman». La presidenta del Sindicato Médico de Granada, Carmen Serrano, recuerda a LA RAZÓN que existe un cronograma para «recuperar la situación de partida». Durante este mes de abril se redefinirán los servicios de las dos áreas hospitalarias y las necesarias adaptaciones en los edificios. En mayo, los trabajadores podrán solicitar la adscripción voluntaria a una de las dos áreas y en junio conocerán su destino. El proceso concluirá en torno al mes de octubre, una fecha que está en el aire dada la complejidad de la operación, en la que también están implicados los sindicatos y las juntas facultativas de los hospitales.

Según Serrano, «la redistribución no debe durar más de seis meses», aunque advierte de que «se están lanzando mensajes contradictorios». «La propia gerente del Complejo Hospitalario, Pilar Espejo, habla de un plazo que ronda los 15 meses». «Existe un compromiso, que es el de volver a las dos áreas hospitalarias en el menor tiempo posible, así que estaremos muy atentos para que se cumplan los plazos. No queremos que esto se demore demasiado». En este punto, recuerda que el próximo día 30 hay convocada una concentración para recordar a la Administración los acuerdos suscritos.

La negociación se está llevando a cabo a tres bandas. Por un lado la Administración y los sindicatos en la Mesa Sectorial, por otro con las plataformas críticas y también las reuniones que están manteniendo las gerencias de los hospitales con los servicios. Pese a todo, Serrano reclama un «cambio de actitud» no sólo en el papel, sino en la realidad. «El papel lo soporta todo, pero la realidad es otra cosa». Echando la vista atrás, asegura que el movimiento surgido en Granada «no ha sido cosa de cuatro locos a los que se nos ha ido la cabeza». «El logro ha sido de toda una provincia, que ha percibido que la asistencia sanitaria ha empeorado», sostiene.

Por su parte, la líder del movimiento «Huelva por una sanidad digna», Julia Paloma Hergueta, denuncia que, mientras en Granada las plataformas críticas sí negocian con la Junta, en Huelva el colectivo ha sido excluido de las conversaciones. El consejero de Salud, Aquilino Alonso, «se ha paseado por toda Andalucía escuchando a todos, menos a nosotros», lamenta Hergueta, además de criticar que «sólo se ha reunido con alcaldes onubenses». El colectivo ha pedido en reiteradas ocasiones un encuentro con el titular de Salud, sin obtener respuesta alguna hasta el momento. Mientras tanto, la situación de la sanidad pública es «dramática y caótica». «Quieren dejar el hospital Infanta Elena con menos servicios que un chare», advierte.

La marcha onubense, que saldrá a las 12:30 horas desde el antiguo estadio Colombino, contará con la presencia de «Spiriman», por lo que el eco en las redes sociales está asegurado. También asistirán grupos de Jaén y Cádiz. Su apoyo, según Hergueta, «demuestra la solidaridad entre las provincias andaluzas, ya que es muy importante la unidad para seguir luchando».