Europa

Las muertes por contaminación del aire

“El coste de la contaminación ambiental para España varía entre los 1.640 y los 2.042 millones de euros anuales valorados según los parámetros marcados en 2017”

Cuando los impactos en la salud se valoran en términos económicos se facilitan las decisiones no sólo de política sanitaria sino también de otras medidas que están orientadas a mejorar la calidad del aire / Foto: Manuel Olmedo
Cuando los impactos en la salud se valoran en términos económicos se facilitan las decisiones no sólo de política sanitaria sino también de otras medidas que están orientadas a mejorar la calidad del aire / Foto: Manuel Olmedo

“El coste de la contaminación ambiental para España varía entre los 1.640 y los 2.042 millones de euros anuales valorados según los parámetros marcados en 2017”

La revista europea del corazón publicaba recientemente una investigación liderada por el profesor alemán Thomas Münzel y varios colegas en las que concluía que el número de muertes en Europa atribuibles a la contaminación ambiental –unas 800.000– era superior a las causadas por el consumo de tabaco. La cifra se reducía a unas 680.000 cuando nos limitábamos al territorio de los 28 países todavía miembros de la Unión Europea.

¿Cuánto cuesta el daño en la salud provocado por la contaminación del aire? Recientemente la profesora Rocío Román y el investigador Juan Jiménez Reyna han publicado un interesante estudio sobre el impacto de la contaminación causada por las micropartículas en suspensión en la zona de la Bahía de Algeciras. Los resultados están disponibles en la publicación «Journal of the Air and Pollution Management Association» y forman parte de los trabajos realizados por el grupo de investigación de la Cátedra de Economía de la Energía y del Medio Ambiente de la Universidad de Sevilla que patrocina Red Eléctrica de España.

La Universidad de Washington ofrece una herramienta muy intuitiva que permite calcular el impacto sobre la salud de varios factores de riesgo entre los que se incluye la contaminación del aire. La herramienta ofrece información detallada para los 195 países del mundo y está actualizada a 2017. También permite desagregar el impacto en tres tipos diferenciados de contaminación del aire; la contaminación que provocan las muy dañinas partículas en suspensión estudiadas por Román y Jiménez, la contaminación derivada de la quema de combustibles fósiles y la contaminación provocada por el ozono.

Hay diferentes formas de medir el impacto en la salud provocado por la contaminación. Los profesionales de la salud –con razón– son remisos a establecer una relación directa causa-efecto entre un factor de riesgo como la contaminación y un determinado problema de salud. Este tipo de reparos puede leerse perfectamente en otra publicación también en el Journal of the Air and Pollution Management Association en la que los profesores María de Pablo-Romero, Rocío Román, José Manuel González Limón y Manuel Praena analizaban el impacto de las partículas en suspensión sobre los problemas respiratorios infantiles en Sevilla.

La herramienta que ofrece la Universidad de Washington (Global Burden Disease compare) mide el impacto tanto en forma de muertes atribuibles a la contaminación como en términos de años de calidad de vida perdidos como consecuencia de la contaminación. En este último caso el efecto que se captura no es el de una muerte instantánea atribuible a la mala calidad del aire sino el número de años de vida cómoda que dejaremos de disfrutar debido a que respiramos aire contaminado.

Cuando los impactos en la salud se valoran en términos económicos se facilitan las decisiones no sólo de política sanitaria sino también de otras medidas que están orientadas a mejorar la calidad del aire, por ejemplo, limitar el uso de combustibles o vehículos contaminantes. Dado que estas medidas conllevan costes o pérdidas (por ejemplo a la industria que fabrica coches especialmente contaminantes o a los compradores de un combustible que se encarece), es muy útil comparar estos costes con los costes en la salud que se buscan evitar.

El coste de la contaminación en el aire para España varía entre los 1.640 y los 2.042 millones de euros anuales valorados en cifras de 2017. La razón de este rango de variación se debe a que hay dos métodos de cálculos del valor económico de impacto que sobre la salud tiene la contaminación del aire.

Por una parte es posible calcular este valor teniendo en cuenta el número de años de vida con calidad que se pierden debido a la contaminación valorados a través del PIB per capita que la persona afectada dejaría de aportar una vez que se ajusta descontando los gastos sanitarios que deja de recibir una vez que se fallece. Cuando se utiliza este método de cálculo la cifra que resulta es de 1.640 millones de euros. Por otra parte también es posible calcular este coste preguntando a una muestra de personas ¿cuánto estarían dispuestas a pagar por disfrutar de un año más de vida? En este caso se toma en cuenta el número de muertes atribuibles a la contaminación del aire multiplicadas por la cifra promedio que la persona se muestra dispuesta a pagar. Si se utiliza este método de cálculo el coste de la contaminación ambiental asciende a 2.042 millones de euros anuales.

Indudablemente se trata de magnitudes importantes que he tenido la oportunidad de presentar en la XII Jornada de Economía y Medio Ambiente que acaba de dirigir la profesora María Teresa Sanz en el marco de las actividades de la Cátedra de Economía de la Energía y del Medio Ambiente de la Universidad de Sevilla que patrocina Red Eléctrica de España.

*Catedrático de la Universidad de Sevilla y profesor de la Universidad Autónoma de Chile