Actualidad

Los embalses de Andalucía bajan hasta el 41,8% de su capacidad

Con 4.671 hectómetros cúbicos de agua almacenada acumulan cuatro meses de pérdidas

Con 4.671 hectómetros cúbicos de agua almacenada acumulan cuatro meses de pérdidas

Publicidad

La reserva hidráulica de los embalses de Andalucía se encuentran este martes al 41,8% de su capacidad total con 4.671 hectómetros cúbicos de agua almacenada y acumulan cuatro meses de pérdidas.

Según los datos del Ministerio para la Transición Ecológica, los embalses tienen una capacidad máxima 11.172 hectómetros cúbicos, de los cuales se disponían 6.516 hectómetros cúbicos, es decir, el 58,32%, el 30 de abril, y desde entonces, no hicieron más que perder agua.

Respecto a la semana pasada, los embalses perdieron 122 hectómetros cúbicos (1,1%), una bajada similar a la que hubo entre esa y la semana anterior, la del 13 de agosto, cuando bajaron 118 hectómetros. Así pues, las lluvias derivadas de la depresión aislada en niveles altos (DANA), también denominada gota fría, que afectó a la región este lunes no se notó en la reserva hidraúlica.

Por zonas, los embalses que menor cantidad de agua tienen almacenada son los de la Cuenca del Guadalquivir, que se encuentran actualmente al 37,74% de su capacidad, -3.064 hectómetros cúbicos de agua de un total de 8.118-. Precisamente, son estos los más importantes y los que a mayor cantidad de población y campos de cultivo suministran.

Publicidad

Le siguen los de Guadalete-Barbate, que están al 49,96% -825 hectómetros cúbicos de 1.651-; los de la Cuenca Mediterránea andaluza, al 53,91% -633 hectómetros cúbicos de 1.174--, y los de los ríos Tinto, Odiel y Piedras, que son los que mayor porcentaje de agua almacenada mantienen actualmente con el 65,06% -149 hectómetros cúbicos de 229-.

Respecto a hace un año, los embalses mantienen un 15,54% menos de agua almacenada que en las mismas fechas de 2018, cuando tenían 6.406 hectómetros cúbicos, el 57,34% del total.

Publicidad

Que la reserva tiene menos agua que hace un año se evidencia aún más si se compara la actual racha de pérdidas desde primavera de cuatro meses con la de 2018, cuando era de tres, concretamente desde el 29 de mayo de aquel año, cuando se disponían de 7.661 hectómetros cúbicos, el 68,57%.